jueves, 19 de julio de 2018

Respuestas #13. Por David Topí.




Aquí tenéis otra nueva entrega de las preguntas que me habéis hecho llegar a través de twitter.

72 Cuando tienes bloqueos a nivel de la mente subliminal, ¿es posible hacer algún tipo de petición para que la limpie continuamente a un ritmo conveniente de forma que se quite lo que pueda quedar y se bloquee la entrada de lo que quiera ser insertado? Muchas gracias

La esfera mental subliminal es una de las seis que poseemos por defecto, y tiene tantos programas, bloqueos, limitadores, topes o manipulaciones como las otras, en diferentes aspectos y con diferentes parámetros pues el “software” de cada esfera mental está orientado a las funciones que esta debe realizar en el conjunto de la psique. Por lo tanto, no hay una petición como tal que vaya a limpiar la esfera mental subliminal más que cualquier otra petición que limpie cualquier otra parte del sistema energético, la cuestión para eliminar bloqueos y programación en ella, es, como en cualquier otra, hacer el diagnóstico de que bloqueos y problemas tiene, que programas hay que eliminar por indicación del YS, que posibles protecciones tienen esos programas pues también habrá que quitarlas, que tipo de limitadores o restricciones se nos han instalado ahí, etc. Una vez comprendido lo que hay que sanar, se prepara una petición acorde al problema o programa, arquetipo, dispositivo o limitador presente en ella y se ejecuta para ese bloqueo en particular. Si haces una petición genérica para quitar “cosas” de la esfera mental, que te puedes crear tu mismo, también funcionará en las capas superiores, pues será como quitar el “polvo energético” de la superficie antes de ponerte a quitar bloqueos, programas y topes específicos del interior de la misma.

73 ¿Qué sucede con nuestras vidas paralelas y simultáneas cuando desencarnamos, en qué las afecta?

Todas las realidades en las que existimos son independientes entre sí, aunque se influencian constantemente por medio de conexiones que existen entre los componentes álmicos, del espíritu y a nivel de YS. Esto quiere decir que lo que pasa en una vida paralela, o en una vida simultánea no tendría por qué afectar a las otras (son cosas diferentes, lo primero tiene que ver con las diferentes dimensiones paralelas que existen en nuestro planeta y lo segundo con el concepto lineal del tiempo que tenemos, y que nos lleva a hablar de vidas pasadas o futuras, pero están todas sucediendo simultáneamente desde el punto de vista de nuestro YS). Sin embargo, sabemos por experiencia que muchos problemas, bloqueos, distorsiones o alteraciones energéticas están producidas por la conexión con esas otras vidas, así que, aunque hay influencia energética, el hecho de que en una de ellas desencarnes o termines la partida del juego asignada al periodo o realidad en la que estés, las otras siguen su curso y experiencia sin verse afectadas, excepto en la medida que los choques y emisiones energéticas que puedan sucederse en la salida del alma y cuerpos sutiles al dejar atrás el cuerpo físico puedan llegar a cruzar y traspasarse a las otras realidades. Es como si dijéramos que, de repente, sientes un dolor emocional, una tristeza, una sensación de pérdida, notas que “algo se ha ido” y no sabes qué y no tienes nada que lo justifique en tu realidad, podría ser perfectamente la sensación o energía de que, en una de tus encarnaciones paralelas o simultáneas, has abandonado ya el vehículo físico que ocupas en cada una de tus existencias.

74 Hola... ¿Porque debemos pedir a nuestro Yo Superior todo como si estuviéramos programando un sistema? ¿no sabe cuáles son nuestras necesidades para evolucionar? ¿No podemos simplemente pedirle que haga todo lo que pueda para escalar al próximo nivel evolutivo?...Gracias.

Como habíamos dicho en un artículo anterior, nuestro Yo Superior queda aislado de la consciencia artificial y de la personalidad egóica humana a los pocos años de edad, cuando se ha completado la reversión de la esfera de consciencia y, por lo tanto, se ve obligado a comunicarse con la personalidad como si fuera un ser externo, pues así es percibida por el programa ego que gestiona nuestra psique, procesos cognitivos y carácter. Nuestro YS conoce por completo cuales son las necesidades, lecciones, aprendizajes y vivencias que se plantea adquirir para cada encarnación, aun sabiendo que nada más entrar en un nuevo vehículo evolutivo (cuerpo físico con sus cuerpos etéricos, emocional y mental, gestionados por el alma junto con el cuerpo causal) perderá el control de ellos “directamente” a los pocos años. Esto hace que, además, el YS no intervenga una vez la encarnación está en curso en lo que sucede en ella si no es que su parte “terrenal” pide ayuda, orientación, apoyo o lo que sea, ya que la regla del libre albedrío sigue en pie incluso entre las partes del ser humano. De esta manera, si la parte “terrestre”, la personalidad, quiere o desea o necesita algo, debe ser la que ponga en marcha aquello que solicita y, entonces, según los parámetros que hemos explicado en el artículo sobre las peticiones que no se cumplen, esa otra parte nuestra ejecuta o asiste según la hoja de ruta para cada uno de nosotros.

Puesto que nuestro YS trabaja desde un punto de “no juicio”, no polaridad, adimensional y atemporal, se encuentra fuera de todo proceso que pudiera frenarle o manipularle y, por lo tanto, está siempre disponible para asistir cuando es requerido o para dirigir en muchas ocasiones los procesos de nuestras vidas entre bambalinas, cuando la personalidad no es consciente de que puede recibir asistencia desde esta otra parte suya. Así, con el equipo de aquellos que llamamos nuestros guías, nuestro YS pone los detonantes y catalizadores de lecciones en nuestra realidad y deja que la personalidad pase por ellas, adquiera las vivencias, las integre y las comprenda, momento en el que el YS da por “completado” una de las múltiples experiencias decididas por nosotros mismos antes de cada encarnación. Es un proceso en el que, en general, se prefiere y se necesita que sea la parte “humana” la que esté al mando y decida, bajo su libre albedrío, que decisiones tomar, que hacer, que no hacer, que ejecutar, que no ejecutar, dentro de los parámetros del sistema de vida en la Tierra en el que estamos.

75 ¿Me pregunto de qué se trata la vida en el universo? Es decir, ¿para qué debemos nacer, aprender o despertar, evolucionar y evolucionar vida a vida? ¿Cómo se llama el juego? ¿Quién dijo cómo jugaríamos todos en el universo? ¿Quién dijo que la Tierra estaría dotada de “x” seres, etc…? ¿Para qué tenemos un “Yo Soy”? No me cuadra “el juego” pues no alcanzo a entender “el sistema“creado al no saber quién creó el primer juego y sus objetivos.

En general, la experiencia de la vida trata de adquirir simplemente más experiencia de la vida, de manera que el juego es solo experimentar todas las posibilidades que existan en la Creación para aquello que se pueda soñar, imaginar o crear. De esta manera, el juego se llama “experimentar”, y nace, para entendernos, de la necesidad de todo lo que existe, formando parte de eso que llamamos la Creación, de comprenderse a sí misma y de comprender el entorno en el que existe, que es lo mismo que estás intentando tu hacer con esta pregunta a la que una parte de ti no termina de encontrarle respuesta.

Luego, las reglas del juego se dejaron, en parte, al libre albedrío de los jugadores, con una base común codificada para cada sistema por los Logos y jerarquías más elevadas dentro de cada galaxia, así que el hecho de que la Tierra esté como esté no lo ha decidido nadie, solo es por la suma de eventos y procesos y octavas co-creados por todos, ya que, simplemente, todo lo que sucede tiene su base en que todo el mundo que está en este planeta, sea de este planeta o no lo sea, tiene capacidad para crear lo que desee, quiera o necesite en este mismo planeta y en sus estructuras.

Como resulta que muchos jugadores, razas de fuera, no tienen precisamente la misma configuración del ser humano y juegan con ventaja, por ser sus creadores y controladores, con el añadido de que son hostiles en muchos sentidos a la raza humana, el planeta Tierra está como está por un sinfín de co-proyecciones y cambios y manipulaciones y situaciones que se han vivido desde que la Tierra fue creada como planeta, y a las que las diferentes oleadas de vida que lo han poblado han contribuido a generar.

Luego, todo ser consciente tiene una parte de la “Fuente” que nosotros llamamos el YS y que otras razas llaman de otra manera, pero es el componente evolutivo que fue creado mucho antes de que existieran las razas, las especies, y los grupos que iban a albergar vida. Esto quiere decir que primero se creó la parte de la Fuente que iba a hacer de coordinador de la vida “más física” y luego se empezaron a asignar estos “coordinadores” (YS) a las diferentes razas, grupos y seres que iban a albergar consciencia. Por lo tanto, tu YS es eterno, fue creado por la Fuente en su tercera octava creativa, y luego, mucho mucho después, nacieron los diferentes cuerpos, vehículos y seres que iban a conectarse al YS para que cada uno de esos cuerpos y vehículos evolutivos tuvieran una “unidad de la Fuente” que actuara de coordinador de las experiencias y vivencias de la misma. Por eso, de alguna manera, “nosotros” somos nuestro YS, no somos nuestro cuerpo, no somos nuestra personalidad, no somos ni siquiera nuestra alma, todo eso es efímero, dura solo una “temporada evolutiva”, mientras que a nivel de YS, siempre podemos pasar de etapa en etapa, de nivel en nivel, de raza a raza, de planeta a planeta o de donde sea a donde sea, porque es lo que siempre perdura y se enlaza a diferentes formas de vida para dotarlas de una consciencia superior y permitir y ayudar en su avance.

76 Hola David...Los que nos controlan ¿tienen Yo Superior o son solamente seres con cuerpos emocionales con foco de conciencia en el plano astral? Porque en caso que tengan Yo Superior se puede pedir que interfiera para dejar de controlarnos...Gracias.

Todas las grandes razas que pululan por el planeta tienen YS, luego hay trillones de entes no físicos que son simplemente seres con estructuras energéticas con una consciencia determinada, más o menos desarrollada, según su nivel etc. Como hemos dicho en preguntas anteriores, los YS de las mismas razas que gestionan el sistema de vida en el planeta son neutros en su mayoría, otros polarizados hacia la carga “negativa”, pero no intervienen en los ires y venires de sus contrapartidas evolutivas porque es a través de ellas que estos YS adquieren las experiencias que necesitan para su crecimiento, aunque sea en la otra polaridad que, para nosotros, es “negativa”, aunque de nuevo, no hay juicio de valor asociado. Digamos que es como si las lechugas o las peras o los peces les pidieran a nuestros YS que dejáramos de usarlos como alimento o de rociarlos con químicos o de contaminar el mar o la tierra, pues todos los miembros del reino mineral, vegetal y animal poseen una alma grupal consciente que también entiende la situación en la que estamos y como nos manipulamos unos a otros.

El proceso, en este caso, no pasa tanto por pedirle al YS de alguna de esas razas que dejen de hacer lo que están haciendo sino porque nosotros, la raza humana, recupere su poder como especie, y haga el trabajo de tomar las riendas de su propios procesos evolutivos desde el papel que nos toca, que no es otro que el de ser dueños de nosotros mismos, librarnos de la programación y bloqueos impuestos por aquellos que nos crearon y recuperar el control del planeta y de su sistema de vida volviendo a trabajar en armonía con toda la vida consciente que existe en él. Como esto ahora es utópico, se hará en la línea 42 y en el próximo nivel evolutivo para el que nos estamos preparando, pues ya para la línea 33 es muy difícil conseguir que esta situación se lleve a cabo por lo enrevesado que se ha vuelto el entramado mental, etérico y físico en esta línea temporal.

77 Nos has enseñado que la energía sexual es la que nutre la programación y la configuración de la psique (realizada por el Sistema de Control), y muy poco se ha tocado el tema de esta energía, al menos en los artículos. En contraste, múltiples escuelas de "diferentes tiempos" han fortalecido la creencia que la práctica de técnicas tipo “Sexualidad sagrada”,Tantra, etc. es casi única forma de lograr la liberación de la esencia. ¿Podrías ayudarnos a aclarar un poco este tema?

La energía sexual del ser humano ha sido siempre una de las fuentes de potencial inherentes a nuestra constitución y configuración, debido a que es una energía que tiene su base y sustrato en la energía más elevada que podemos llegar a generar internamente, y que sirve como combustible para la activación y desarrollo de todo el potencial latente e inherente que tenemos, si es bien usada y aprovechada. Su origen se encuentra en el refinamiento del mismo prana o chi que poseemos y que absorbemos del sol, alimentos, bebidas, oxígeno, etc., y que los programas y procesos alquímicos del centro sexual alteran, destilan y refinan para dar lugar a este tipo de energía con funciones, vibración y características más elevadas que el resto de energías que recorren nuestro cuerpo. El centro sexual es un sub-centro del centro instintivo, ubicado en el interior del primer y sobretodo del segundo chakra.

Sin embargo, en estos momentos, la energía sexual en el ser humano tiene una capacidad y alcance limitados por el mal uso que se hace de ella, y por las manipulaciones que la sociedad moderna, principalmente, ha sufrido y está sufriendo en torno al sexo y la sexualidad, como arma de control, más que de desarrollo. Esta misma energía, mal usada, es dirigida mediante programación y mediante dispositivos etéricos, hacia puntos de la mente y del cuerpo etérico, para mantener la programación y los sistemas de control del ser humano en marcha.

Además, como la energía principal usada por el sistema de control para mantener la programación activa en las personas es la energía sexual, esta la razón de que tenga tanto peso en nuestra sociedad todo lo relacionado con el sexo. Por este motivo muchas imágenes sexuales son imbuidas subliminalmente en todo tipo de medios visuales, productos, anuncios, etc., para que actúen directamente en el centro instintivo sin pasar previamente por el centro intelectual, que podría analizar y “censurar” los subliminales por “acceso indebido” a partes de la programación, y podríamos desechar directamente el estímulo sexual no deseado si pudiéramos “intelectualizarlo” cuando lo percibimos, haciendo que constantemente estemos generando pequeñas cantidades de energía sexual que mantienen los topes, bloqueos, implantes etéricos, programas, firewalls, etc., que poseemos funcionando.

Por otro lado, la liberación de la “esencia” y aquí tendríamos que ver qué es lo que entiendes por este proceso para ver si compartimos definición del concepto, no tiene nada que ver con la energía sexual, en todo caso, si nuestra definición es la misma. Todo ser humano tiene una conexión a través de su Hara, o tantien inferior, con la “Creación”, una especie de vórtice dimensional a través del cual se puede acceder, con una simple meditación o técnicas energéticas, a conectar con la “Fuente” desde uno mismo. Al hacerlo, se “libera” la parte nuestra que permite conectar con esa esencia, esa energía del “Todo” y se puede expandir luego la esencia de la Fuente por todo el cuerpo etérico primero y luego por el resto del sistema energético, para sanar, elevar la vibración de la persona, quitar bloqueos, etc. Desde este entendimiento, liberar la esencia de una persona es eliminar todo lo que impide, desde su Hara, que la persona acceda a la “chispa divina”, a la “partícula primordial”, a la conexión con la energía de la fuente directamente desde esta conexión natural y presente en todos nosotros.

un abrazo,

David Topí


¿Cómo puedo beneficiarme de mi cerebro cambiante?



Hace unos años, una contraportada de uno de los medios de prensa más importantes de nuestro país, saltaba a los titulares de la psicología con una entrevista a François Ansermet (Psiquiatra del Hospital de Ginebra) en la que el gran titular era: “No podemos pensar dos veces con el mismo cerebro”.


Tengo que decir que no solo como psicóloga sino como persona me faltó el tiempo para descifrar ese titular.

En resumen lo que expresaba este psiquiatra era que cualquier experiencia que nos suceda modifica la manera que tenemos de procesar la información.

Realmente este hecho es más que curioso, ya que si nos paramos a reflexionar en ello, se extrapola que todo aquello que vivimos en nuestro día a día va “modelando” nuestro cerebro.


Contenido
1 ¿Es cambiante nuestro cerebro?
2 ¿Cómo nos podemos beneficiar de un cerebro cambiante?
3 Las palabras como pastillas para nuestro bienestar
4 ¿Son las palabras suficientes para cambiar nuestro cerebro?


¿Es cambiante nuestro cerebro?

Todos hemos oído alguna vez la frase de Pablo Neruda: “Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos”.

Realmente, es increíble como Pablo Neruda en una sola frase rebela uno de los grandes pilares de la Psicología: Las experiencias, siempre impactan en nosotros: a veces de manera positiva emergiendo un nosotros un aprendizaje, otras en forma de dolor y quizás algunas ni tan siquiera seamos conscientes.

La realidad es que se ha demostrado que el cerebro cambia constantemente. El cerebro no sólo con la edad, con las relaciones que establecemos sino con la experiencia.

Diferentes estudios han rebelado que la experiencia modifica las conexiones cerebrales, es decir: se conoce que toda la información que procesamos se hace a través de circuitos neuronales.

El resultado de diferentes estudios, nos demuestra que cada experiencia significativa provoca en nuestro cerebro en cambio en estas conexiones sinápticas, por tanto las vías de la información que procesa nuestro cerebro no paran de modificarse.

¿Cómo nos podemos beneficiar de un cerebro cambiante?

Vivimos en una sociedad que por diferentes motivos tiende a la sobremedicación. La falta de tiempo, la necesidad de resultados inmediatos nos lleva a usar pastillas en ciertos casos para paliar los síntomas en lugar de trabajar desde la base de la problemática y por tanto, inhibir el síntoma desde la base, desde la psicoterapia y el cambio en nuestros circuitos de aprendizaje.

El hecho de que nuestro cerebro sea cambiante, nos abre multitud de puertas. Si entendemos que las palabras son un tipo de experiencia cuando estas impactan en la persona, podemos extrapolar el hecho que las palabras como experiencia pueden modificar nuestro cerebro y por tanto cambiar nuestra manera de procesar la información en el caso que esta no sea positiva para nuestro bienestar.

Las palabras como pastillas para nuestro bienestar

Como psicóloga me encuentro muchas veces que los pacientes que acuden a mi consulta, no presentan una problemática compleja en extremis. En ocasiones, han ido adquiriendo una forma errónea de procesar la información, y por tanto un aprendizaje que provoca malestar.

Por ejemplo: Si yo de pequeña tuve un accidente en coche, sino he sido capaz de trabajar esa experiencia y refutar ese aprendizaje subiendo otra vez en automóvil y viendo que las probabilidades de sufrir un accidente son pocas, directamente puede ser que desarrolle una fobia adquirida por un mal aprendizaje a subir en coche.

Lo que nos permite este artículo, es una vez más describir el trabajo que muchas veces como psicólogos realizamos: evocar la experiencia vivida negativa y reinterpretarla, pudiendo volverla a inscribir en la memoria de manera diferente, realizando un ejercicio de “reinterpretación” de esa verdad.

Es importante ser conscientes de los aprendizajes erróneos que cometemos, ya que ser consciente de ellos nos permitirá detectarlos y por lo tanto trabajar en ellos.

Las palabras son herramientas claves para poder trabajar nuestra mente y que emerja una perspectiva más adaptable y equilibrada para el nuestro bienestar.
¿Son las palabras suficientes para cambiar nuestro cerebro?

Una vez más os animo a poder entender la mente humana desde su complejidad.

Las palabras son necesarias y muchas veces reconfortan el malestar, pero creer que cambiando nuestro aprendizaje será suficiente para nuestro bienestar, sería pecar de simplista.

La manera en la que procesamos la información es clave para nuestro bienestar físico y emocional, pero debemos recordar que las personas muchas veces no somos resultado de un ejercicio de causa-efecto, sino que entre la causa y el efecto hay muchos otros factores que están influyendo.

Reconocer que el cerebro nunca es el mismo dos veces, me parece una ventana de esperanza a la posibilidad de que todos podamos ser cada día más cercanos a aquello que genere en nosotros recursos y herramientas para sentirnos equilibrados, satisfechos y autorealizados.

Como decía William Golding: “Hay que revindicar el valor de la palabra, poderosa herramienta que puede cambiar nuestro mundo”.

https://www.psicoactiva.com


Escucha entonces la sabiduría del sabio


“Camina plácidamente entre el ruido y las prisas,

y recuerda que la paz puede encontrarse en el silencio.

Mantén buenas relaciones con todos en tanto te sea posible, pero sin transigir.

Di tu verdad tranquila y claramente;

Y escucha a los demás,

incluso al torpe y al ignorante.

Ellos también tienen su historia.

Evita las personas ruidosas y agresivas,

pues son vejaciones para el espíritu.

Si te comparas con los demás,

puedes volverte vanidoso y amargado

porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú.

Disfruta de tus logros, así como de tus planes.

Interésate en tu propia carrera,

por muy humilde que sea;

es un verdadero tesoro en las cambiantes visicitudes del tiempo.

Sé cauto en tus negocios,

porque el mundo está lleno de engaños.

Pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar;

mucha gente lucha por altos ideales

y en todas partes la vida está llena de heroísmo.

Sé tu mismo.

Especialmente no finjas afectos.

Tampoco seas cínico respecto al amor,

porque frente a toda aridez y desencanto,

el amor es tan perenne como la hierba.

Acepta con cariño el consejo de los años,

renunciando con elegancia a las cosas de juventud.

Nutre la fuerza de tu espíritu para que te proteja en la inesperada desgracia,

pero no te angusties con fantasías.

Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Más allá de una sana disciplina,

sé amable contigo mismo.

Eres una criatura del universo,

al igual que los árboles y las estrellas;

tienes derecho a estar aquí.

Y, te resulte o no evidente,

sin duda el universo se desenvuelve como debe.

Por lo tanto, mantente en paz con Dios,

de cualquier modo que Le concibas,

y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones,

mantente en paz con tu alma

en la ruidosa confusión de la vida.

Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos,

éste sigue siendo un hermoso mundo.

Ten cuidado y esfuérzate en ser feliz”.

MAX EHRMANN 




martes, 17 de julio de 2018

ALGO SOBRE LA UNIDAD DEL SER CON LA TOTALIDAD


La unidad del ser con ese todo es impresionante:

Llevamos partículas (polvo cósmico) y átomos de todas las estrellas y constelaciones, aunque la materia está en constante movimiento, no se crea ni se destruye, así también son las cosas que no vemos, aquellas que llamamos espirituales y sutiles. Digo que la materia no se crea pues por la sencilla razón que emana del Pleroma (la Fuente primigenia, el Om primordial) Y si emana, ese aliento Verbo es vida, tan solo que adquiere cuerpo en las dimensiones más densas, por eso, podemos tocar nuestros cuerpos también densificados...


Y sin enrollarme mucho, a lo que voy es que nosotros los humanos estamos en relación muy estrecha con esa realidad que es a su vez ilusoria. De tal forma que las rocas que vemos, las plantas y todo el reino animal contienen los mismos elementos químicos y vibracionales que nos confieren a nosotros apariencia en este holograma cuántico...
¿Te has percatado de que cuando sueñas puedes tocar las cosas? Pues no existe la diferencia, en el sueño es tan real como lo es aquí en este ahora.
Una montaña te observa, siente tu presencia, un bosque se percata de que estás ahí y los hermanos menores ni se diga.
Si presienten los cambios de estaciones y la inminente llegada de un terremoto o tsunami, qué será cuando un humano se le acerca con toda su carga energética... Esto los antiguos maestros de la Atlántida lo sabían, "todo vibra" como versa el Kybalion, pero muchos no hicieron caso y se peleaban entre ellos mismos, se hacían sacrificios a los dioses macabros, se alteró el estado natural de las cosas a través de la violencia al otro. Entonces se dañaba el medio ambiente con prácticas oscuras. Así es como nuestra Gaia recibió la sangre de muchos y se sucedieron las grandes catástrofes que hablan todos los libros sagrados. Así es como volvimos a reencarnar para darnos otra oportunidad, no por chantaje de nadie, sino en entera libertad...

Pero a lo que voy con este pequeño artículo es que TODO VIBRA y si todo vibra, todo siente, todo está vivo...
Por eso es que cuando se habla de ascensión o de superación de la raza humana es una cuestión INDIVIDUAL, PERO de TODOS, donde está IMPLICADO EL TODO EN EL QUE ESTAMOS... 

Los antiguos amaban la naturaleza, hacían el amor con ella no en sentido sexual, sino que sentían sus latidos, se tumbaban en la hierba, iban descalzos, se dejaban crecer el pelo para captar mejor sus señales. En la escala evolutiva nosotros los seres humanos tenemos por así decirlo una tarea IMPRESIONANTE, ASISTIR A UN PARTO a una función primigenia de estado puro, inocente, que pasa por volver a la paz y a la intuición de nuestros ancestros y esto nos abrirá las arcas del conocimiento y la información acumulada que llevamos ocultas en nuestro ADN.
NUESTRA MISIÓN ES RESCATAR AL HOMBRE CELESTE E INFINITO QUE MORA EN UN CUERPO EFÍMERO.
Nosotros como seres dimensionales y celestes, tenemos TRES cualidades exclusivas:

1-Nuestras vibraciones electromagnéticas son muy potentes PORQUE PODEMOS AMAR.

2-Nuestro libre albedrío nos confiere el poder de RECORDAR, DESPERTAR y decidir el camino. 

3-DUALIDAD. En nuestro cuerpo físico se dan y habitan los dos polos y opuestos que debemos integrar desde el respeto y la conciencia de que SOMOS UNO, NO HAY SEPARACIÓN.

¡¡Bendecida semana de luz y paz!! 

Roly Polanco Santana

MERKABAH, LA ERA DEL ESPÍRITU, Expansión de la Conciencia


Si no te gustan los efectos, no provoques las causas



Si quieres que te escuche, no me grites. Si buscas mi respeto, primero, trátame con consideración. Porque si no te gustan los efectos no debes provocar las causas, y aunque no lo creas, a menudo, lo que uno siembra es lo que más tarde cosecha.


Es muy posible que estas ideas nos recuerden un poco a esa visión conductista donde todo estímulo trae una asociada una consecuencia. No hace falta llegar a tal determinismo, pero en cierto modo, todos disponemos en nuestro interior de un sutil equilibrio, donde cualquier variación ocasiona una reacción.

Las personas podemos creer o no en las casualidades. Dejar espacio a lo imprevisto, a lo improbable y a lo mágico siempre reconforta al corazón. Sin embargo, es necesario asumir que las “causalidades” existen y nos determinan en muchos casos.

Puesto que la vida es un aprendizaje continuo debemos permitirnos ser humildes alumnos para entender que una acción, siempre trae asociada una consecuencia. Que las palabras tienen el poder de herir o sanar. Que un pensamiento genera un tipo de emocióny esta, a su vez, puede ayudarnos a ver el mundo de un modo u otro.

Te invitamos a reflexionar sobre ello.
El peso de los efectos o la ley de la consecuencia

Las personas tenemos un conocimiento básico y elemental sobre la relación entre ciertas causas y sus efectos. El mundo de las máquinas y de la ingeniería, por ejemplo, nos proporciona sin duda un aprendizaje muy ilustrativo sobre el tema, aunque en realidad, nada profundo. Si yo oprimo este botón mi ordenador se encenderá, si aprieto el freno de mi coche, este me salvará de muchos accidentes.

Ahora bien, el comportamiento del ser humano es mucho más complejo. No tenemos botones ni aún menos libros de instrucciones. De hecho, a veces, incluso interactuando de igual modo con dos personas los efectos son muy diferentes. Las personas somos tan maravillosas como complicadas, disponemos de una delicada amalgama de emociones, afectos y valores que crean variadas reacciones ante unos mismos estímulos.

Por otra parte, la llamada “ley de causas y efectos” o de consecuencias nos enseña pilares muy básicos sobre el mundo de las relaciones humanas, que merece la pena tener en cuenta:
Cada acción, pensamiento o intención es como un boomerang. Tarde o temprano ese comportamiento, esa palabra lanzada al azar sobre alguien, vuelve sobre nosotros con un efecto determinado. Hay que tenerlo en cuenta.
Lo que hoy estamos sufriendo, lo que hoy nos aferra en este complejo presente, se vincula con una causa que debemos buscar en nuestro pasado.
Ahora bien, lejos de ver todo esto como un especie de determinismo implícito, debemos asumirlo como lo que es. Somos criaturas libres y poderosas capaces de elegir qué hacer, qué decir y qué pensar en cada momento.

Es pues responsabilidad de cada uno, intentar prever qué efectos pueden tener cada uno de nuestros actos: debemos ser más reflexivos, más intuitivos.


Cuida tus actos, cuida tus palabras, cuida tus pensamientos

Las personas no somos únicamente aquello que hacemos o decimos: somos ante todo aquello que pensamos. Es de este modo como delimitamos nuestra realidad para darle forma, cuerpo y esencia. Si tus pensamientos están habitados por el miedo o el “yo no puedo” o “yo no merezco”, tus entornos no serán más que caminos llenos de ciénagas y alambradas que sortear cada día.

El tema de las causas y los efectos no afecta únicamente a todos aquellos que nos envuelven. Por encima de todo, nos implica a nosotros mismos como agentes creativos, como seres con auténtico poder, capaces de modelar su propia realidad. A continuación, te explicamos cómo ponerlo en práctica de la forma más saludable y enriquecedora posible.


Cuidar las causas para conseguir efectos más auténticos

Todos nosotros podríamos tener vidas más dignas y felices si nos preocupáramos un poco más por nuestras actitudes, por cuidar nuestras palabras sin necesidad de dañar o de molestar, tanto a nosotros mismos como a los demás. La ley causa efecto nos recuerda que todo lo que hacemos, decimos o pensamos crea un impacto, tanto en nosotros mismos como en quienes nos rodean.

De algún modo se cumple aquello que Galileo Galilei nos dijo una vez: “todas las cosas están ligadas por hilos invisibles. No se puede arrancar una flor sin molestar a una estrella”. Veamos ahora cómo crear efectos más saludables, más dignos y enriquecedores para todos.
Si generamos buenas acciones cosecharemos buenos resultados. Ahora bien, no te obsesiones por esperar que los demás reconozcan siempre tus buenos actos, a quien más le debe interesar actuar con bondad, con respeto y nobleza es a ti.
Los deseos crean intenciones, y las intenciones, a su vez dan forma a muchos de nuestros actos. Así pues, procura que tus deseos tanto para ti como para los demás sean enriquecedores, positivos y constructivos.
Otro aspecto a tener en cuenta son los automatismos. Gran parte de nuestra cotidianidad la vivimos de forma automática, nos dejamos llevar. Todo ello hace que nos desconectemos de nuestro mundo interior e incluso de nuestras emociones.



Ve más despacio, detente. Cada vez que vaya a salir una palabra de tu boca, analiza primero qué efectos puede causar. Párate y apaga ese ruido mental habitado por actitudes limitantes e inseguridades. Reformula tus pensamientos con nuevas energías, fuerzas y afectos para conseguir que tu realidad también cambie.

A veces, las cosas más pequeñas dan forma a grandes universos de felicidad, y todo, absolutamente todo, puede empezar con un simple pensamiento.

RINCON DEL TIBET

http://www.reflexiones.life


21 CONSEJOS PARA DESPERTAR TU ALMA Y SACUDIR TU VIDA:


Estas recomendaciones son para que las pongas en práctica de manera consciente cada día, despertando así a tu Alma, y conectándote con tu verdadera esencia, que es la de un Ser de LUZ.
1. ¡No Reacciones!: Te hagan lo que te hagan, te digan lo que te digan, te adulen o te agredan, solamente deja fluir y NO reacciones. Así cortarás el Karma que envuelve dicha agresión, y la energía del universo fluirá para tu perfecto bien. ¡Serás compensado!

2. Practica el desapego en todas sus formas: Todo es temporal, momentáneo. No puedes controlar la desaparición, muerte o extinción de personas u objetos. Aceptar éste hecho te quita un gran peso de encima!

3. Viaja liviano de equipaje: No te impongas mochilas en la espalda, ni cargues con pesados lastres. Solo acepta llevar lo indispensable en este viaje que se llama Vida.

4. Otorga el perdón a todos: No te envenenes el corazón con odios ni rencores. ¡Aprende a domar tus dragones! El que se daña eres siempre tu mismo, y mientras tanto, el mundo sigue girando y tú te enfermas.

5. Enamórate de la vida: Ama todo lo que el universo contiene, desde una pequeña oruga hasta un imponente árbol. Sé un apasionado de tu hoy, de tus mañanas, de tus tardes, de tus noches. ¡Ama tu vida!

6. Toma consciencia de tus actos: Cada paso que des, a cada momento, hazlo desde el Ser, desde la conciencia, no desde el pensamiento que siempre está condicionado por el ego.

7. Vuélvete “Presencia”: Permanece en el aquí y el ahora. Enfoca tu vida en el momento presente como si no tuvieras pasado, ni memoria, como si no tuvieras futuro.

8. Recuerda que “Morirás”: No lo recuerdes un día, ni una semana, ni una temporada. ¡Recuerda para siempre que morirás! Es inevitable, tu cuerpo físico morirá, así que no te aferres a nada.

9. Acepta no saber qué pasará mañana: Vuélvete un nuevo SER cada día, renuévate como la vida misma. Quítale el polvo a tus pensamientos viejos y recíclalos. Invéntate de nuevo en cada amanecer. ¿Quien dijo que eres el mismo?

10. No eres tus pensamientos: Eres ese ser que reside en la intimidad de tu alma, donde eres infinitas posibilidades y versiones de ti mismo. No te limites escogiendo solo una de esas opciones que eres. Sé todas las posibilidades, permanece en un estado de conciencia sin elección.

11. Que el amor sea tu lema, tu estandarte y tu guía: Que sea el punto de partida y el de llegada. Pero que sea sobre todo el camino. Vuélvete el amor, renunciando a las mentiras del ego, y abrazando tu alma.

12. Amígate con tu historia: Es la única forma de curar tus traumas. Es lo que ES. No seas terco tratando de modificar algo que ya ES como es.

13. Medita: Reza, cuida tus espacios y tu entorno de soledad y de silencio. Vacíate de ti, y llénate de Dios!
Aprende a Programarte cada noche para tener un día siguiente mágico!


14. Aún estás vivo: Aún hay tiempo para disfrutar de este maravilloso mundo, encontrar tu camino y la razón por la que estás aquí. No te quejes, no te lamentes, cae arrodillado dando gracias porque estás vivo.

15. No Pienses: Detén esa mente que escudriña, analiza, revisa y juzga todo. Esos constantes y repetitivos pensamientos, son más de lo mismo, ¿acaso no lo ves? Desde allí, desde esa lucha interior de tu mente, nada cambiará.
Tus pensamientos solo te hacen ruido y entretienen, pero no resolverán ni crearán nada. Usa tu cerebro para cosas puntuales como tu trabajo y aquellas actividades que requieran pensar…El resto del tiempo solo “Sé”.


16. Elige siempre la salud: En tus alimentos, en tus pensamientos, en tus emociones, en tus relaciones, en tu mirada, en tu acciones, en tus palabras, en todo elige ser sano. Naciste sano, no elijas enfermarte.

17. Confía en Dios: Ten fe. No trates de conocer a Dios. Conócete a ti mismo y Dios se revelará en ti.

18. Emprende el mejor viaje que puedas realizar: Es el viaje de regreso a ti mismo. Ese viaje que es tu mejor aventura y es también tu conquista y tu legado.
Eres muy importante. Puede ser que seas solo una gota en el océano, pero sin esa gota el océano está incompleto. Vacío de ti. Dios te ha creado por algo. Averigua el por qué.


19. Ayuda a los otros a encontrar su camino: No hay mejor regalo, no hay mejor amor. El servicio es alegría.

20. Sé feliz en todas las circunstancias de tu vida: Tú no eres tus circunstancias. No te identifiques con tu historia. Regresa a la fuente de la felicidad que es tu alma. Allí vive Dios en ti.

21.- Que tu vida sea un testimonio: Un milagro, un canto de esperanza, un granito de arena, una voz de Amor.

Autor desconocido
Buscandome
https://www.facebook.com/deSales.Francisco

lunes, 16 de julio de 2018

Cuídate de abrir según que puertas.Por Daki Om



Este artículo es un MENSAJE IMPORTANTE para todos aquellos que hoy en día están recibiendo a través de la Sicografía, algún conocimiento o alguna misión espiritual y se están preguntando… 

¿Soy un Canalizador, un Médium o soy yo mismo que estoy escribiendo los mensajes que recibo? ¿Habré activado dentro de mí la Canalización o la Mediumnidad? Este artículo es para todos ustedes…

¡¡Cuidado Hermanos!! ¿Ustedes dejarían abierta la puerta de sus casas todo el día y esperarían tranquilamente a ver cuántas personas desconocidas entran y encima de todo, dejarlas que hagan lo que quieran? ¿No verdad? Ustedes nunca lo harían, nunca dejarían la puerta abierta, porque significaría que entrarían todo tipo de personas, inclusive las más densas e indeseadas. En sus casas, que es el hogar de ustedes, solo dejarán entrar a las personas que ustedes permitan ¿Verdad?... Lo mismo sucede comparativamente, con la Canalización y Mediumnidad…solo deberán permitir que en su mente, entren las almas elevadas, aquellas que les enseñarán, el camino de la elevación.

Ahora que están Despertando, muchos de ustedes comenzarán a sentir los primeros síntomas de este despertar y uno de ellos es, percibir y recibir mensajes sicografados que muchos de ustedes, no sabrán de donde vienen y a quiénes pertenecen. Aquí les daremos paso a paso, cómo deben abrir el canal perceptivo y a quién deben dejan entrar, siempre... con el permiso de ustedes.
¿DE DÓNDE SE RECIBEN LOS MENSAJES?

Aquellos que energéticamente captan mensajes o algún conocimiento a través de la Mediumnidad o Canalización, expresan que su mentor y maestro tiene la única verdad, y que solo a través de sus enseñanzas se puede ascender hacia grados mayores de elevación. Estos mensajes o conocimientos que son recibidos a través de la escritura, deben ser clasificados según su procedencia y jerarquía, para que no confundan a aquellos que no poseen el don y que al ser mal informados, creen en su ingenuidad, que provienen de los más altos grados espirituales.

Primeramente ustedes deberán clasificar de dónde provienen los mensajes que están recibiendo:

· ¿Del Yo Superior? – Espíritu.
· ¿Del Yo Interno? – Alma.
· ¿Del Yo - Ego? – Materia.
CANALIZACIÓN – YO SUPERIOR

El mundo antimateria, o sea el mundo de las energías-pensamientos (almas y espíritus) es uno solo, está clasificado en grados, frecuencias, ritmos, colores y vibraciones. Cuanto más agudas son estas características, más elevado es el mensaje o el conocimiento que se recibe.

Una Canalización no la podemos clasificar como un simple mensaje. Una Canalización siempre es de Conocimiento, Entendimiento y Amor elevado y cuando el SER ENERGÉTICO (espíritu) se presenta al humano con el cual trabajará, siempre dará su nombre, de dónde proviene y a qué Grado, Plano y Dimensión pertenece. Son entidades o seres que existen fuera del contexto humano y del planeta Tierra. Este ser o seres espirituales, jamás se presentarán clandestinamente, ocultando su origen. Generalmente es un trabajo en conjunto entre él y su mensajero. Siempre son trabajos importantes y trascendentales, puesto que son para ayudar a la elevación de la Consciencia del Ser-Universal. Los seres que se comunican con el telépata, pertenecen siempre a otras realidades de existencia y a otros planos dimensionales… No son del planeta Tierra y si lo fueron en un tiempo, ya trascendieron a esferas mayores de elevación cósmica.

Este tipo de labor protege al telépata de cualquier intervención energética de baja calidad. Al trabajar con el lado derecho, se forma alrededor del mensajero, un campo gravitacional que lo ayudará, protegiéndolo y preservándolo de cualquier ataque energético de las almas densas y bajas. ¡¡Está totalmente protegido!!

Esta forma de Canalizar se llama: Telepatía y se realiza con el lado derecho del cerebro del mensajero.
MEDIUMNIDAD - YO INTERNO (Alma)

Existen humanos que al Despertar, comienzan a captar mensajes a través de la escritura. ¡¡TOMEN CUIDADO!! Antes de abrir la puerta, ustedes deberán estar muy seguros con quien se están comunicando y deberán pedir que esa entidad, esa alma, se presente y diga: Quién es, de dónde viene y a qué grado y plano pertenece. Si el alma que se presenta no se pronuncia o esconde su procedencia…¡¡NO LE DEBEN PERMITIR LA ENTRADA!!... Porque no son almas elevadas y una vez que estén dentro, será difícil de sacarlos. Si el alma se presenta, dice quién es, de dónde viene y a que plano pertenece y si ustedes consideran que es una entidad elevada, es al libre albedrío de cada uno de ustedes, si quieren trabajar con él o no.

Los seres que captan estos mensajes y los reciben a través de la escritura (Sicografía) ya no están trabajando con el lado derecho del cerebro, lo están haciendo con el lado izquierdo y el activador para realizarlo se llama: YO INTERNO (Alma). Este tipo de trabajo se llama: MEDIUMNIDAD porque están recibiendo y captando mensajes o conocimientos de las almas-elevadas y desencarnadas de los mismos humanos del exterior, o sea del mismo planeta, que al desencarnar están albergados en el cerebro del planeta.

Si ustedes simplemente abren el canal y no toman las precauciones debidas, entonces lo que van a permitir es la entrada de todo tipo de almas, las cuales en vez de ayudar o transmitir mensajes elevados… invadirán desordenadamente el lado izquierdo del cerebro, o sea su YO - EGO, copando las zonas bajas (1-2 y 3) del mismo, impidiéndole al médium coordinar sus pensamientos, lo conducirán al desorden y desequilibrio, que al final puede degenerar en esquizofrenia o locura. Se trata de almas de muy baja vibración, las cuales son: Malévolas, malignas, perversas, malintencionadas, indignas y muchas veces violentas.
ESCRITURA - YO - EGO

Existe otro tipo de comunicación llamada: ESCRITURA - YO - EGO. Es necesario distinguir las comunicaciones provenientes de diferentes vibraciones y frecuencias energéticas. Estos estados y niveles frecuenciales son como ondas fluctuantes de energía que se encuentran grabadas y que el ser capta y plasma con su propio lenguaje e idioma. Significa que muchos mensajes recibidos pueden provenir de la misma persona, o sea de su… YO - EGO.

A veces ustedes confunden una canalización de una mediumnidad y de una escritura propia, porque no están claros con lo que están trabajando, simplemente escriben y piensan que todo proviene de una sola fuente y no es así. Las fuentes son diferentes, por eso les estamos indicando que pregunten de dónde provienen sus mensajes y de quién lo están recibiendo y sobre todo no abrir ingenuamente la puerta de la casa, sin saber a quién están convidando para entrar.

Todos ustedes han tenido muchas reencarnaciones, vida tras vida y en ellas han aprendido todo lo que son y toda la esencia de lo que traen. Debemos suponer por lógica que ustedes también tienen su propia sabiduría y es muchas veces ésta sabiduría que sale y se expresa a través de la escritura. Cuando sale en algún momento determinado, ustedes creen que es una canalización, mediumnidad o que algún "Maestro" les está dictando - no es así - son ustedes mismos que están plasmando y revelando la esencia del alma que necesita figurar lo que está adentro de ella. Como ven, en las realidades universales siempre hay orden, para poder clasificar y saber exactamente dónde se encuentran y a dónde pertenecen.

Este "Orden-Humilde" debe existir en ustedes. Si están recibiendo mensajes a través de la escritura, pero no saben de dónde provienen, entonces pregunten a la entidad que lo está dictando y si no obtienen respuestas - ¡¡CIERREN LA PUERTA!! - Porque una entidad-espiritual elevada jamás se ocultará, mentirá o les jugará malas pasadas. Los que se presentan y a la vez se ocultan, son almas densas y de muy bajas frecuencias.

Por otro lado al no obtener respuesta podrán saber que esos mensajes o frases hermosas que están escribiendo, proviene de ustedes mismos y tendrán la certeza, que es el alma de ustedes que se está expresando. Clasifiquen sus mensajes y escrituras, deben ordenarlas y observarlas muy bien, porque comenzarán a notar que entre esas escrituras existen diferencias, ya que NO son recibidas siempre del mismo origen.

Esto puede significar que fueron escritas cuando el ser se encontraba en diferentes frecuencias, vibraciones y estados anímicos. El subir y bajar el voltaje emocional, hace que el ser no equilibre la frecuencia estable del mensaje, entonces este será recibido, en líneas u ondas fluctuantes de energía, marcando con ello, el ritmo del sonido vibratorio de lo que se recibe. Al saber que son ustedes mismos, los que escriben, entonces dejarán de creerse especiales y será una manera de controlar el Ego, que es el peor enemigo que existe para la elevación espiritual, por lo tanto, cada uno de ustedes se colocará en la realidad dónde pertenece.

El caos reina en Tera porque existe una Lucha de Egos. Todos ustedes quieren sobresalir, quieren tener cualidades extraordinarias y asombrosas, solo así se sienten que están en el camino de la verdad. Comiencen a separar y distinguir lo que realmente están percibiendo, de esta manera colocarán sus cualidades en el lugar que les corresponde, así vivirán "Despiertos" y tendrán la ÉTICA Y MORAL de reconocer lo que es cierto, auténtico y real y con ello… Aceptarán la realidad verdadera en que cada uno de ustedes vive.

Los Egos superan todas las expectativas de elevación y por esta razón que los hombres no llegan a curarse de la ambición desmedida y a comunicarse con un solo idioma: El Amor.
Ayurveda del Tibet


APRENDE A ACEPTAR TUS EMOCIONES




“La sabiduría es el arte de aceptar aquello que no puede ser cambiado, de cambiar aquello que puede ser cambiado y, sobre todo, de conocer la diferencia.”

“Preocuparse por algo así es una tontería”. “No merece la pena”. “No tienes motivos para estar triste”. “Anda, deja de llorar”. “Tienes que superarlo”. ¿Cuántas veces hemos escuchado frases así, dichas con la mejor de las intenciones?

Nos han dado esos consejos y nosotros los hemos dado también. Parecen buenos y sensatos. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando intentamos aplicarlos? No funcionan, no logramos encontrar la fórmula mágica.

Por desgracia, nuestras emociones no siguen órdenes ni cumplen nuestra voluntad. No basta con querer cambiar lo que sentimos. Los sentimientos están ahí y no cambian fácilmente.

Además, es muy posible que nos sintamos frustrados. Sentirse bien se convierte en una obligación, y al no poder cumplirla, acabamos peor de lo que empezamos: nos sentimos torpes, culpables, creemos que cualquiera puede manejar sus emociones menos nosotros.

Es evidente que de ese modo se crea un círculo vicioso que cada vez nos hunde más en la negatividad. Cuanto mayor es la obligación de estar bien y no dar importancia a las cosas, más grande se hace el problema en nuestra mente y peor nos encontramos.

Sal del círculo

Una cita que a menudo se atribuye a Einstein, aunque no se sabe si realmente la pronunció es: “Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”. Pertenezca o no al genio científico, lo cierto es que es una frase muy inteligente.

¿Cómo se sale de un círculo vicioso? Dando un paso diferente. En este caso, podríamos preguntarnos qué pasaría si cambiáramos las frases y consejos que hemos visto al principio. De hecho, este planteamiento se ha puesto en práctica desde las terapias de tercera generación, como el Mindfulness o la Aceptación y Compromiso.

Observa y acepta

En lugar de luchar contra las emociones negativas, probemos a aceptarlas. Eso no implica resignarse a que nunca cambiarán, sino más bien darnos permiso para sentirlas. Sí, estoy triste, sí, esto es importante para mí y me preocupa.

Observarnos con la mente abierta, sin juzgarnos, porque los juicios siempre terminan por declararnos culpables. Sin esforzarnos en una lucha continua, porque luchar nos agota y nos deja a la deriva.

Tus emociones son válidas

No hay emociones buenas ni malas, todas forman parte de lo mismo, todas nos hacen humanos. Y es humano tener altibajos y cambios emocionales, esa es la corriente de la vida y ya sabemos la inutilidad de nadar contracorriente.

Considera válidas a todas tus emociones, siéntelas sin luchar por cambiarlas. Aprenderás a identificarlas, a comprenderlas (las tuyas y las de los demás), a tomarlas en serio. También verás que siguen su propio curso y que terminan pasando, dejándose paso unas a otras de forma continua.



Practica con otros

La aceptación no sirve solamente para ayudarte a ti. Cuando alguien se sienta mal, prueba también esta técnica. Ponte en su lugar, acompáñale, siente junto a la otra persona. Empatiza y acepta sus emociones como válidas.

Si te pide consejo, puedes dárselo, pero no juzgues. No le hagas sentir equivocado y torpe. Ofrécete a acompañarle, a hablar si lo necesita o a respetar su silencio. Vive la experiencia emocional y deja que la otra persona la viva.

Hazte fuerte

Recuerda que el dolor es una parte inevitable de la vida. Que las experiencias positivas cobran sentido porque existen las negativas… el contraste es lo que les da el significado. ¿Cómo diríamos que estamos contentos o felices, si jamás hubiésemos estado tristes?

Respeta también tu propio sufrimiento, como has hecho con el de los demás, y no te castigues imponiéndote obligaciones. Tienes derecho a sentirte mal, a llorar, o a darle importancia a las situaciones.

No te resignes: el dolor también pasará

Por supuesto, aceptar y respetar no implica resignarnos sin hacer nada. Significa darnos el tiempo y el espacio, el momento que necesitamos para que la emoción ocurra. Después y desde un mayor conocimiento de nuestros sentimientos, podremos decidir si hay algo que podamos hacer para mejorar la situación.

Al final el dolor también pasará, las emociones positivas acabarán llegando, y entonces, será aún más importante poner en práctica lo aprendido. Tendremos que atender a lo que sentimos, observarnos y ser conscientes. Y sabremos mejor que nunca lo que es sentirse bien. Porque sentirnos bien y mal, al fin y al cabo, es sentirnos humanos.

Fuente: La Mente es Maravillosa

http://www.shurya.com/