sábado, 22 de abril de 2017

¿Cómo reacciona tu cerebro ante los errores?


No debemos engañarnos, nadie quiere cometer errores, pero la forma en que reaccionamos puede marcar la diferencia. Hay grandes errores, equivocaciones que son difíciles de borrar y que dejarán una marca indeleble en nosotros. Sin embargo, eso no significa que deban convertirse en un obstáculo en nuestro camino. Hay heridas que permanecen abiertas y nos duelen, otras cicatrizan adecuadamente y sirven para recordarnos los errores que no debemos volver a cometer. De hecho, Confuccio afirmaba que “el hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor”.

Tu cerebro: ¿Se enciende o se apaga cuando cometes errores?


En este sentido, dos estudios particularmente interesantes escudriñaron en nuestro cerebro para comprender qué sucede cuando cometemos un error. En uno de los experimentos participaron estudiantes jóvenes cuyo cometido era resolver diferentes tareas en un ordenador, en el otro eran médicos que debían tomar decisiones sobre una prescripción a un paciente. 

En ambos casos, a los participantes se les daba una retroalimentación inmediata después de que hubiesen tomado la decisión, indicándoles si era correcta o errónea. A continuación, se les daba la oportunidad de intentarlo de nuevo, para demostrar que habían aprendido.

Mientras todo esto ocurría, sus cerebros eran escaneados. Así se pudo apreciar que nuestro cerebro responde de dos maneras diferentes cuando comete un error:

1. Activación. En este caso, el cerebro comprende el error como algo negativo y lo afronta como si fuera un problema que necesita ser solucionado. A continuación, el cerebro aumenta el nivel de atención activando diferentesrecursos, con el objetivo de no equivocarse en la próxima decisión y no cometer el mismo error. Cuando se aprecia esta respuesta, las personas suelen aprender y mejoran su rendimiento.

2. Apagado. En este caso, el cerebro reacciona ante la retroalimentación negativa “apagándose”. En práctica, es como si se pusiera en marcha un mecanismo de defensa: el cerebro decide no pensar en el error, para que la persona no experimente emociones negativas ni dude de sus capacidades. El problema radica en que a estas personas les resulta más difícil aprender del error y suelen volver a equivocarse. 

No obstante, estos investigadores continuaron profundizando en los mecanismos psicológicos que se encuentran en la base de cómo procesamos los errores y descubrieron algunas características comunes de los cerebros que se activaban o apagaban:

- Concepto de inteligencia: Las personas que creen que la inteligencia es maleable, quienes creen que la maestría llega con la práctica, son más proclives a prestarle atención a los errores. Al contrario, quienes creen que la inteligencia es algo fijo, que se tiene o no, una habilidad innata, eran menos dados a aprender de los errores.

- Grado de experiencia: Las personas con más experiencia fueron menos dadas a prestar atención y aprender de los errores. Tenían la tendencia a confiar en su juicio y desoir la retroalimentación. Si la simulación hubiese sido real, habría tenido consecuencias nefastas para los pacientes. Sin embargo, quienes tenían menos experiencia, se mostraban más abiertos y cambiaban sus criterios.

3 lecciones imprescindibles para lidiar con los errores y aprender de ellos


Estos experimentos son particularmente esclarecedores porque nos muestran cómo funciona nuestra mente cuando nos enfrentamos a un error que hemos cometido nosotros mismos. Por tanto, si quieres aprender de los errores, pasar página y convertirte en una persona más resiliente y madura, es necesario que:

1. No entres en pánico, porque de esta forma solo le estarás facilitando el trabajo al sistema límbico, haciendo que desconecte el cerebro racional para que no puedas pensar en el error que has cometido. Cuando entras en pánico tu cerebro piensa que debe protegerte y, por tanto, “se apaga”. Sin embargo, de esta forma no podrás aprender del error. De hecho, ni siquiera serás capaz de procesar el error y este se quedará como una huella latente en tu cerebro, causando daño y generando inseguridad desde la sombra.

2. Asume que la vida entera es un aprendizaje. Las personas que creen que ya lo han aprendido todo, quienes consideran que son especialistas en determinada materia, se cierran a nuevos aprendizajes y, por tanto, se anquilosan. Cuando estas personas cometen un error, se produce una disonancia cognitiva tan grande, que les resulta difícil gestionarla. La idea de que pueden equivocarse no se corresponde con la imagen que tienen de sí y, por tanto, prefieren no hacer caso al error. Sin embargo, todo cambia cuando asumimos que nunca terminamos de aprender y que a veces, las lecciones más valiosas provienen de las fuentes más inesperadas.

3. Piensa en los errores como oportunidades de crecimiento. Cuando asociamos los errores con el fracaso, estos generan malestar y activan una serie de pensamientos negativos que nos hacen dudar de nuestras capacidades. Obviamente, los autoreproches y la sensación de culpa no son precisamente una panacea así que preferimos evitarlos. Por eso, en muchas ocasiones pasamos por alto los errores, en aras de conservar la imagen que tenemos de nosotros mismos y no autocastigarnos. Sin embargo, todo cambia si comenzamos a pensar en los errores como oportunidades para aprender y crecer. Cuando los errores no afectan nuestra autoestima, podemos mantenernos atentos a ellos y aprender la lección, sin que se produzca un tsunami emocional en nuestro interior. 

Recuerda que cada vez que cometes un error, puedes descubrir una verdad que no conocías. El único y gran error es aquel del que no aprendemos nada.


Fuentes:
Moser, J. S. et. Al. (2011) Mind your errors: Evidence for a neural mechanism linking growth mindset to adaptive post-error adjustments. Psychological Science; 22(12):1484-1489.
Downar, J. et. Al. (2011) Neural correlates of effective learning in experienced medical decision-makers. PLoS ONE; 6 (11).
4.8 estrellas, basadas en 64 revisiones

http://www.rinconpsicologia.com

Caminar recablea tu cerebro para curar las penas y aliviar el estrés.


Si te sientes triste, preocupado o ansioso, uno de los mejores remedios naturales es caminar. Aléjate, literalmente, de la fuente del problema y sumérgete en la naturaleza. No hay nada como un buen paseo para aliviar las penas, deshacerte de la tensión acumulada y recargar las pilas.

De hecho, se conoce que el ejercicio físico, y caminar en especial, son excelentes estrategias terapéuticas para tratar tanto la depresión como la ansiedad. Se ha demostrado que caminar a paso rápido potencia la liberación de endorfinas, unas hormonas que nos hacen sentir felices y relajados, mientras disminuye la producción de cortisol, la hormona del estrés.

Sin embargo, neurocientíficos de la Universidad de Princeton creen que los efectos de caminar van mucho más allá de estimular momentáneamente la producción de determinados neurotransmisores, creen que este hábito puede conducir a un recableado cerebral que nos ayudará a lidiar mejor con los problemas cotidianos, sin tanto estrés.

Las “neuronas calmantes” del cerebro


Estos investigadores trabajaron con dos grupos de ratones, un grupo se mantuvo activo y el otro fue destinado a una condición sedentaria. Después de caminar, los científicos analizaron su funcionamiento cerebral y descubrieron que en los animales que habían hecho actividad física se activaban algunas neuronas encargadas de inhibir la actividad de las células nerviosas demasiado excitadas.

A continuación añadieron un poco de estrés ambiental y apreciaron una activación de las neuronas excitables del hipocampo, una región del cerebro involucrada en las respuestas emocionales. Sin embargo, los animales que habían caminado fueron capaces de lidiar mejor con esa activación cerebral ya que también se activaron las “neuronas calmantes” para evitar que el impacto de la situación fuera excesivo y mantener el nivel de estrés bajo control.

Estos resultados, que los neurocientíficos consideran válidos para los seres humanos, podrían explicar por qué caminar nos ayuda a relajarnos y olvidarnos de las preocupaciones y las penas. Todo indica que cuando caminamos se activan las “neuronas calmantes” del cerebro para inhibir el nivel de excitación de aquellas neuronas que se encuentran en la base de las preocupaciones, las rumiaciones y el estrés.

Esto nos indica que la actividad física reorganiza el cerebro, por lo que es menos probable que las personas que caminen y practiquen ejercicio con frecuencia sufran niveles elevados de ansiedad y el estrés interferirá menos en su funcionamiento normal. Básicamente, caminar fortalece el mecanismo de inhibición, impidiendo que las células nerviosas más excitables se disparen.

Para aprovechar al máximo la caminata, mejor que sea en la naturaleza


No es lo mismo caminar sobre una cinta dentro de las cuatro paredes de un gimnasio que caminar por la ciudad o rodeados de naturaleza. Neurocientíficos de la Universidad Heriot-Watt lo comprobaron manteniendo monitorizada la actividad cerebral de 12 personas mientras caminaban durante 25 minutos en un centro comercial, un espacio verde y una calle de una concurrida zona de negocios. La electroencefalografía móvil rastreó señales de emociones y estados como la frustración, la meditación, el entusiasmo y la atención.

Descubrieron que el estado de relajación y meditación era más intenso cuando se paseaba por espacios verdes. Estas personas también experimentaban menos frustración. Lo que sucede es que en los espacios verdes nuestro cerebro logra desconectarse realmente y poner en marcha lo que se conoce como atención involuntaria, teniendo la oportunidad de vagar con mayor libertad en un estado bastante parecido a la meditación mindfulness. Al contrario, en las calles y centros comerciales debemos mantenernos mucho más atentos, por lo que no tenemos la oportunidad de desconectarnos por completo de nuestras preocupaciones y no dejamos que el cerebro descanse.

Fuentes:
Roe, J. et. Al. (2015) The urban brain: analysing outdoor physical activity with mobile EEG. British Journal of Sports Medicine; 49(4): 272-276.
Gould, E. et. Al. (2013) Physical exercise prevents stress-induced activation of granule neurons and enhances local inhibitory mechanisms in the dentate gyrus. Journal of Neuroscience;33(18): 7770-7777.
http://www.rinconpsicologia.com

Metafísica: CLASE II-42 - PENSAMIENTO FORMA. Por Alexiis.


Aprenderemos a realizar pensamientos-forma y a concentrar nuestra energía psíquica. Nos llevará cierto tiempo y práctica, de modo que hay que ser paciente. En la esfera de lo psíquico no hay nada gratuito, como en todo.

A fin de concentrarse, en primer lugar deben tener algo en lo que concentrarse, y con esto quiero significar un objeto concreto físico, en vez de una idea abstracta. Agarre un lápiz, por ejemplo, y estúdielo. Trate de ver en él tantas cosas diferentes como pueda. ¿Para qué es? ¿De qué está hecho? ¿Para qué otras cosas pueden usarse además de su fin específico? Deberá considerar todo aquello que lo hace ser un lápiz y no una col.

Ahora, arrellánese y relájese. Comience con su mantra como siempre hace, repitiendo SO y luego HUM inhalando y exhalando, con toda naturalidad, hasta que sienta que ha logrado apartarse por completo del resto del mundo. Continúe en ese este estado y cierre los ojos. Ahora viene la parte difícil. Trate de ver el lápiz con los ojos de su mente y reténgalo todo el tiempo que pueda. Al principio la experiencia le resultará algo decepcionante, porque el lápiz se negará a permanecer. Recuerde de tratar realmente de VER el lápiz, no sólo recitar la palabra "lápiz". La imagen revoloteará y aparecerán y desaparecerán en diferentes partes. Verá la punta y la goma. No verá nada más que el nombre de la compañía impreso en un lado, luego la imagen desaparecerá por completo y la sustituirá el rostro sonriente de su primera amiga.
Todo es perfectamente natural y constituye una excelente indicación de la manera en que funciona la mente. También explica por qué es tan difícil crear un pensamiento-forma que sea eficaz.

Prosiga trabajando con el lápiz y ante todo no se desaliente con el fracaso. Me gustaría poder decirles exactamente cuánto tiempo tardarán en llegar al punto de poder hacerlo a voluntad, pero lamentablemente cada uno es diferente. El mejor consejo que puedo darles es que persistan.
Después que sientan que son capaces de retener la imagen del lápiz en su mente durante, digamos 5 minutos, pueden proceder con otras cosa. Agarre una moneda y haga lo mismo que llevó a cabo con el lápiz. Verá como una vez que adquiera la habilidad, esta aumenta fácilmente con la práctica, y le requerirá menos tiempo retener la imagen de la moneda que la del lápiz.

Cuando domine lo suficiente esta práctica de manera satisfactoria, estará preparado para crear su primer pensamiento-forma. ¿Qué es un pensamiento-forma? Se trata de un conjunto sólido de material psíquico, por extraña que resulte esta idea, y en el mundo pre-físico en el que funciona será tan sólido como una roca, pero una roca que constantemente irradiará energía, y lo hará hasta que la energía introducida dentro de su creación se agote.

Siéntese cómodamente, prepárese a trabajar con la materia del mundo físico, y esto implica seguir ciertas formas, al igual que trabajar en lo físico necesita cierta preparación. Comience a meditar. Emplee el mantra para despejar su mente de los problemas cotidianos. Nada del exterior debe interferir en esto, de modo que aparte de su cabeza aquello que puede hacerle perder concentración. Los pensamientos inoportunos NO se irán conscientemente; se aferran más aún. Es mejor simplemente ignorarlos y pensar en su mantra.
Prosiga con su mantra, mientras siente que su cuerpo se separa del entorno. Mantenga los ojos cerrados. Si los abre, puede que observe un cambio en su perspectiva de la habitación en que se encuentra. Permanezca en este estado tanto como desee.

Ahora, comience a visualizar. En su mente, vea un haz de luz que llega a su cuerpo desde el techo. Concentre esta luz en su cuerpo, sintiendo como se va llenando con esa luz, como si usted fuera una botella que se llena con agua. Retenga esa luz. Puede que le ayude decirse algo así como: "Me estoy llenando con la energía del universo".
Ahora vea esa energía formando una bola delante suyo. Envuelva la luz en la bola de forma que se haga más y más sólida. Luego, dispárela, como una bala de cañón en el vacío.
Una advertencia. Probablemente obtenga exactamente lo que ha pedido, incluso si no sabe por qué lo ha solicitado. Por consiguiente, es de vital importancia que nunca, bajo ninguna circunstancia, cree una forma-pensamiento cuando se sienta deprimido. Ese deseo lo único que hará es empeorar las cosas. Es por eso que la preocupación es un mal hábito, porque la preocupación es una forma de concentración, y de ese modo las cosas que le preocupan tienen más probabilidades de suceder.

Pero dejemos lo desagradable. Ha hecho su primer pensamiento-forma, y si lo ha formulado correctamente observará resultados tangible. Consideremos ahora cómo puede usar esta reencontrada habilidad para su beneficio.

* * * * *

EL PESAR Y EL REMORDIMIENTO

Queremos mencionar el efecto que tiene el pesar y el remordimiento sobre nuestros cuerpos sutiles. Hay personas que viven con el pesar como un compañero placentero al que llevan a su lecho al acostarse para despertar con él a la mañana siguiente; se lo llevan a la oficina, a la tienda, a la iglesia, se sientan con él a las comidas, le cuidan como lo más preciado que poseen y dejarían mejor de vivir que dejar de manifestar su dolor, y a pesar por ésta, aquella o la otra causa.
Igual que un vampiro succiona el éter del cuerpo vital de su víctima y se alimenta con él, los pensamientos constantes y eternos de pesar y remordimiento concernientes a determinadas cosas, se vuelven elementos de deseos que accionan como un vampiro y extraen la vida de las pobres almas que les sustentan, y lo peor es que, en virtud de que "lo igual atrae lo igual", procuran la continuación de este mórbido hábito de pensar.

No es con nuestros pesares como socorremos a los seres queridos que han desaparecido de nuestro lado, con lo que procuramos evidenciar nuestra fidelidad, al contrario, con ello los obstaculizamos. Han abandonado la esfera actual de experiencia y marchan adelante, hacia otros reinos, donde hay otras lecciones que aprender y nosotros los detenemos en su camino con nuestros pensamiento, porque nos recuerdan más hondamente durante algún tiempo después de pasar al más allá, y hemos de considerar como un deber el de dirigirles pensamientos de cariños y de amor en lugar del egoísta pesar que daña a ellos y a nosotros.

La pesadumbre es contraproducente para el desarrollo espiritual, pues mientras el pensamiento elemental así creado penda a nuestro alrededor como un vampiro, no podemos ascender por el escarpado camino.
Repugnante y asqueroso como el buitre o el cuervo que se alimenta con los restos descompuestos y hediondos de las bestias muertas es el vano pesar que vive de la nociva contemplación del pasado y sus errores. Es deber nuestro arrojarlo de nuestra habitación mental como desalojaríamos de nuestro hogar físico al primer buitre que probara entrar.
Por consiguiente, cultivemos una actitud de optimismo en todas las cosas ya que todas trabajan unidas para el bien. Dios está al timón, y por lo tanto, nada puede ir realmente mal y todo se convertirá finalmente en bien dejando que el tiempo cumpla su misión.

* * * * *

MEDITACIÓN

Este sistema de meditación permite calmar el cuerpo y la mente, concentrarse en un determinado tema y ver algunas cosas con los ojos de la mente. No es necesario practicar estas cosas cada día, pero sí es aconsejable cierta regularidad.
Comenzarán por considerar su propio cuerpo, en particular la respiración. No es difícil, simplemente busquen un asiento cómodo en el que puedan tomar asiento sin dormirse. También tratarán de encontrar un lugar en el que no les molesten, no porque las molestias resulten particularmente peligrosas, sino para que disfruten de su relajación y no se sobresalten si un miembro de la familia les interrumpe y les hace perder los nervios.
Una vez que hayan dado con el lugar, siéntense tranquilamente durante unos 10 minutos. Así se empieza, sólo sentándose con calma, sin hacer nada, y mientras tanto tratando de darse cuenta de cómo reacciona su cuerpo. Observe esa contracción nerviosa de su pierna derecha, no puede evitarlo pero siente un picor en el cuero cabelludo. No vacile en rascarse. Sienta como sus pulmones se llenan de aire, suben y bajan, empujando la caja torácica y luego liberándola.

Cuando se siente notará todas esas cosas. Su cuerpo tiene algunos lugares que por naturaleza están tensos. Escuchará cosas que normalmente ignora. En realidad no es tan extraño. Todos hemos vivido la experiencia de tratar de dormirnos mientras sonaba un leve crujido en la casa que durante las horas de actividad ni siquiera habíamos notado porque nuestras mentes estaban demasiado ocupadas como para percibirlo.

Preste atención a todas esas cosas y descubrirá algo interesante. Cuando más escuche su propio cuerpo, menos preocupado se sentirá con los problemas del día. Esto se debe a que su mente consciente sólo puede tratar un dato a la vez. Si se halla estudiando muy concentrado, no prestará atención al olor a humo hasta que el bombero rompa la puerta. Cuanto más practique más eficaz se tornará su mente para bloquear los estímulos indeseados.

Haga esto durante una semana o dos. Después procederá a calmar su mente más todavía, y para hacerlo empleará lo que se denomina "mantra". ¡No se asuste! Un mantra es sólo una serie de sonidos que usted considera apropiados para alejar otros pensamientos.

Siéntese cómodamente. Trate de respirar con regularidad, con un ritmo, pero sin preocuparse exclusivamente por ellos. Su cuerpo tiene su propia cadencia de respiración y si intenta con excesiva fuerza alterar ese ritmo, su cuerpo se sentirá turbado. Recuerdo cuando pensé que era necesario respirar de cierto modo para alcanzar un estado plenamente relajado. Los resultados fueron exactamente lo opuesto. Mi corazón comenzó a martillar y tuve que abandonar el ejercicio por temor al infarto. Simplemente respire naturalmente, sin forzarse a seguir ninguna pauta. Su cuerpo sabe lo que está haciendo, de modo que confíe en él.

Fíjese, cada vez que respira, cómo inhala y exhala. Si no lo está haciendo, comience de inmediato o se morirá y ya no necesitará este ejercicio. Ahora, escoja un par de sonidos. Los indios, o al menos algunos de ellos usan los sonidos SO y HUM. Hágalo mientras se sienta y verá que al hacerlo bloquea los pensamientos preocupantes que pueden alterarle o si se trata de algo desagradable como pueden ser facturas que le trastornan hasta el punto de impedirle continuar.
Practique esto durante aproximadamente un mes. Al término de ese lapso descubrirá algunos cambios en usted. Primero, será capaz de pensar con más claridad. segundo, se sentirá más relajado en su vida diaria. Esto no implica que no tenga ninguna preocupación, lejos de ello, pero será capaz de dominarlas mejor que ahora. Por último, podrá borrar de su mente las preocupaciones innecesarias que pueda infiltrarse

* * * * *

LA CONFIANZA EN UNO MISMO

La falta de confianza en uno mismo es la causa del fracaso de muchos. Tienen capacidad, son ambiciosos, tienen ideas, pero carecen de la suficiente confianza y fe en sus propios poderes y capacidades para vencer; confianza y fe que son la inapreciable posesión de todos los que triunfan.
Todo el que triunfa se distingue por la espléndida confianza que tiene en sí mismo y quien carezca de esta cualidad espiritual (pues es una cualidad espiritual), jamás podrán vencer. Nunca hemos encontrado a una persona triunfadora que no creyera total y absolutamente en sí misma; ni hemos encontrado a persona fracasada que no careciera de esta cualidad.

El recto pensar desarrolla la confianza en uno mismo, en el sentido de que destruye el temor; ¿qué no darían algunas personas por liberarse del temor y la desconfianza? Sin embargo, se puede conseguir y el proceso no es difícil. Pero lo que es mucho más importante es que el buscador descubre las maravillas de sus propias fuerzas intensas, espirituales y mentales, y gradualmente las ejercita y las aplica. Cuando el estudiante encuentra que puede disponer de poderes ilimitados; que puede echar mano de recursos inextinguibles, surge en la mente la confianza, la certeza de una absoluta fe en estos poderes internos. El estudiante, en lugar de preguntar: ¿Puedo hacerlo?, afirma: ¡Lo puedo hacer! Y creyendo en lo que dice, lo hace apoyándose en los poderes internos para realizarlo, y ese poder nunca falla.

El hombre triunfador por naturaleza cree en sí mismo, y por eso triunfa. El estudiante ejercitado cree en los poderes ilimitados de la Mente Universal, de los cuales puede, al usar su propio poder mental, disponer y aplicar cuando quiera los necesite. además, como conoce y comprende la Ley, está prevenido para no cometer los errores en la vida, a que son propensos los que tienen menos conocimiento que él. Por consiguiente, el conocimiento de la Verdad no solamente disipa el temor y crea confianza en uno mismo y fe en las fuerzas mentales y espirituales internas, sino que además nos hace partícipes de conocimiento y sabiduría con los cuales la vida se puede dirigir hacia un perdurable y abundante éxito.

Cuando el hombre se da cuenta de su unidad con el Infinito jamás puede temer; jamás puede carecer de confianza. Sabe que todas las Fuerzas Divinas son suyas, éstas tratan de obedecer su voluntad y servirle. Aunque sus pies están aún sobre la tierra, su mente está en Dios; su corazón palpita impulsado por un sentimiento de poder universal e ilimitado.

jueves, 10 de diciembre de 2009

alexiis-metafisica.blogspot.com.a

Sentires del Alma... Aceptar. Por Ashamel Lemagsa.


Amados...

Aceptar...
Acepto que somos distintos, diversos...
Acepto que para conectarte con el mundo lo haces desde tu lugar... a veces soberbio, otras agradable y compasivo.
Pues la diversidad nos une como las cuentas de un collar, todas diferentes, unidas por un hilo conductor... La vida!!!
La vida es diversa, cambiante...
Somos distintos , por ello el mismo paisaje lo vemos desde distintos sentires, a ti el mar te expande el corazón, a otros los agobia y prefieren la montaña con su quietud.
Somos diversos en nuestros orígenes espirituales y evolución...
Te hablo del despertar de consciencia, de la importancia de Ser desde el amor y la aceptación y quizás tu solo sabes de tu lucha diaria para sobrevivir... y en esa lucha cotidiana olvidas a Dios que está en ti.
A ti te gusta la lectura de política, las películas de guerras siderales y a otros es agrada la pintura del renacimiento y la ópera.
La Humanidad diversa, dual camina entre el odio, el miedo y el amor como un ideal muy lejano.
La Paz????
Se la comprende como algo que llegará un día, pues en este ahora, los cambios se suceden a tanta velocidad, que el caos emocional y mental de muchos sean políticos o simples habitantes de esta Tierra, no dejan espacio para que ella habite en sus corazones.
Pero, déjame decirte...
Que cada uno de nosotros somos el cambio, si así lo deseamos.
Que sucedería si, cada soldado de las grandes potencias y de humildes países, decidieran dejar las armas y desconocer las guerras.
Qué sucedería si cuando esos líderes fanáticos de poder, ego y soberbia se encontraran que sus órdenes de ataque militar fueran desconocidas por sus propios ejércitos.
Qué sucedería si todos los habitantes de la Comunidad Humana, dejaran la guerra en el pasado como un triste recuerdo para soltar definitivamente e instalar una comunidad de Paz y compasión...
Donde la "fuerza y el poder" es energía espiritual y material para construir puentes, casas, hospitales, escuelas.
Somos diversos y distintos, quizás tu idioma, no es el mio.
Somos diversos y distintos, quizás tus costumbres y tradiciones no son como las mías...
Aunque diversos y distintos... Te Amo!
Te amaré siempre, porque acepto que no sientas como yo siento.
Te amaré siempre, aunque te suelte y me aleje de tus creencias autoritarias y manipuladoras...
Eres Luz, aún no lo sabes, por eso tu ego es el que te guía.
Ya llegará ese día, del despertar de tu consciencia desde el corazón, Dios en ti y será Dios el que te guíe
Amados...
Distintos y diversos... La Paz se inicia en nuestros corazones.
Cada uno de nosotros somos el cambio...
Somos UNO!
En la Paz Interior y el Amor Ilimitado.
Los Amo!!!!!
Con Amor, Ashamel Lemagsa.




viernes, 21 de abril de 2017

Metafísica:CLASE II-41 - LA HONESTIDAD ES UN ACTO DE AMOR.Por Alexiis


Honestidad es una palabra que usamos mucho, aunque, no siempre, entendemos el significado real de ser honesto. No tiene nada que ver con la moralidad o con ser un santurrón. Ser honesto de verdad tienen poco que ver con no ser apresado o enviado a prisión. Es un acto de amor por nosotros mismos.

El principal valor de ser honesto es que cualquier cosa que demos en la vida, lo recibiremos de vuelta. Esto funciona en todos los niveles. Si despreciamos o juzgamos a los demás seremos, entonces, juzgados y despreciados. Si estamos siempre enojados, encontraremos ira dondequiera que vayamos.

El amor que tenemos por nosotros mismos nos mantiene sintonizados con la vida. Las leyes de causa y efecto están siempre funcionando, lo que sacamos vuelve a nosotros. Suena tan simple ¿lo aplicamos en cada caso?

"Mi departamento fue saqueado", cuán devastados nos sentimos cuando algo como esto nos ocurre. Rara vez nos detenemos a pensar en cómo y porqué atrajimos esta experiencia. Asumir esta responsabilidad por crear nuestras propias experiencias no es algo que estemos dispuestos a aceptar. Es mucho más fácil poner la culpa fuera de nosotros.
Nuestro crecimiento espiritual no puede desarrollarse hasta el momento en que reconozcamos que no hay nada fuera de nosotros. Todo viene de adentro. Lo que estamos pensando, diciendo y creyendo se manifestará en nuestras vidas, en todo momento.

Cuando alguien ha sido robado o ha experimentado alguna clase de pérdida, la primera pregunta que hago es: "¿De quién fuiste robado últimamente?" si un gesto de curiosidad aparece en su rostro sé que he tocado un punto débil. Recordemos si en algún momento atrás tomamos algo y qué perdemos poco tiempo después, la conexión de estas dos experiencias puede ser reveladora. Cuando tomamos algo que no es nuestro perdemos, casi siempre, algo de más valor.
Podemos tomar dinero o algún objeto, y luego podemos perder una relación. Si robamos una relación, podríamos perder un trabajo. Si nos llevamos estampillas y lapiceras de la oficina, podríamos perder el tren o una cita para cenar. Las pérdidas casi siempre nos duelen en ninguna parte importante de nuestras vidas.

Es desafortunado que, a menudo, consideremos un juego robar en grandes empresas, tiendas importantes, restaurante u hoteles con la idea de que estos negocios pueden soportarlo. Esta clase de razonamiento no sirve, la ley de causa y efecto continúa funcionando para cada uno de nosotros. Si tomamos, perdemos. Si damos, obtendremos o ¿puede ser de otra forma?
Si hay muchas pérdidas en tu vida o muchas cosas están saliendo mal, deberías examinar dónde y porqué están pasando. Algunas personas que jamás robarían objetos pueden robar, con toda rectitud, a otra persona tiempo o autoestima.
Cada vez que hacemos sentir culpa a otra persona, le estamos robando su propio valor. Ser realmente honesto en todos los niveles conlleva un gran trabajo de auto-examen y auto-conocimiento.

Cuando tomamos algo que no nos pertenece estamos, en efecto, diciendo al Universo que no nos sentimos capaces de ganarlo, que no somos lo bastante buenos, que queremos ser robados o que no hay suficiente a nuestro alrededor.
Creemos que debemos ser rateros y arrebatar para conseguir nuestro bien. Estas creencias negativas no son la verdad de nuestro ser. Eres una magnífica y divina expresión de la vida y te mereces lo mejor. Este planeta es pleno en abundancia. Nuestro bien siempre viene a nosotros por el uso correcto de la conciencia. Lo que creemos sobre nosotros y sobre nuestras vidas llegará a ser cierto para nosotros. Si queremos cambiar nuestras circunstancias debemos cambiar nuestros sistemas de creencias.

El trabajo que hacemos en la conciencia siempre es el de refinar lo que decimos, pensamos y hacemos. Cuando entendemos claramente que nuestros pensamientos crean nuestra realidad, usamos, entonces, nuestra realidad como un mecanismo de retroalimentación que nos permite saber qué necesitamos cambiar la próxima vez.
Ser absolutamente honesto es una elección que hacemos por nosotros mismos. La honestidad hará que nuestras vidas corran suave y fácilmente.

Si la deshonestidad trae desarmonía a nuestras vidas, imagina lo que el amor y la honestidad pueden crear.
El bien en nuestras vidas, las maravillosas sorpresas que tenemos, todo lo hemos creado. Cuando miremos dentro de nosotros mismos con honestidad y amor incondicional, descubriremos mucho más sobre nuestros poderes. Lo que podemos aprender a crear con nuestra propia conciencia tiene mucho más valor que cualquier cantidad de dinero que pudiéramos robar.
Ama quien eres. Sé honesto contigo mismo y con los demás. Sé amable contigo mismo. Llega a estar en sintonía con la vida. Ábrete al Universo y a todas sus bendiciones. Está todo para ti.
Louise L. Hay.

* * * * *

HACIA UNA NUEVA RELIGIÓN UNIVERSAL - EL MOMENTO DEL CAMBIO

Estamos ante un momento de cambio, de transformación total de las estructuras, y es preciso mantener una actitud desmistificadora para no volver a colgarnos de falsas concepciones, de sueños a medida, para no volver a comprar el "producto" bien elaborado que nos presentan… Es el momento del hombre, del reencuentra con su esencia; para ello es preciso revisar y analizar el pasado para identificar los errores cometidos y así no volver a caer en ellos y desde ese punto poder proyectar el futuro sin ataduras, en libertad, sintiéndonos realmente lo que somos: DIOS

Y no se trata de la soberbia de los antiguos Padres de la Iglesia, quienes consideraban al hombre como el centro de la creación, alrededor del cual giraba el Universo Infinito. No. Se trata de sentir y experimentar por conciencia que eso que tanto hemos leído en los libros sagrados y en los distintos catecismos es verdad: hay una chispa divina que anida en nuestro interior y debemos descubrirla y potenciarla.
Resulta anacrónico, ingenuo e infantil pensar que va a llegar próximamente el avatar de alguna de las grandes o pequeñas religiones que se extienden por nuestro planeta. ¿Qué harían, en ese caso, el resto de los humanos? ¿A ellos no les llegaría la posibilidad de la salvación? ¿Qué sector de la sociedad tendría más derecho a recibir la visita de un enviado de Dios? ¿Qué país sería el más representativo? ¿Qué etnia merece más, que las demás, la atención del Creador?...

Dice un antiguo axioma esotérico que no hay evolución sin consciencia. Es probable que el hombre de la Tierra esté ante ese gran evento: tomar consciencia, una consciencia más global, más integradora, más holística u holográfica.
Posiblemente, el cambio, tan anunciado por doquier, esté próxima producirse… Nos hablan de que aparecerá un "nuevo hombre", poseedor de nuevas capacidades, un ser que habrá ascendido un peldaño en la escala evolutiva, que será consciente de su papel y será capaz de relacionarse armónicamente con sus semejantes y con el entorno.

Desde las más diversas fuentes llegan noticias de que la Tierra está entrando cósmicamente en el área de influencia de un anillo energético generado por la estrella Alción, el Sol alrededor del cual gira todo nuestro Sistema Solar y que astrológicamente se corresponde con los 2.000 años del signo de Acuario. Y se asegura que la energía de alta vibración que desprende esa estrella tiene la virtud de producir alternativas genéticas significativas, capaces de generar en los seres humanos, a lo largo de las próximas generaciones, cambios sustánciales que podrían situarnos en el nacimiento de ese nuevo hombre tan anunciado por la tradición.

Energía que estaría a disposición de todo aquel que fuera capaz de vibrar en armonía con ella, de sintonizar en la misma frecuencia. Esa energía no distinguiría sexos, razas, posición social, económica, religiosa o ideológica de cualquier tipo. Esa energía se transmitiría por el aire y llegaría hasta los más recónditos rincones, produciendo el salto cuántico que el hombre necesita para salir del círculo vicioso en el que se halla inmerso desde hace milenios. Sólo se beneficiarían de esa "recarga energética" aquellos que sean proclives al cambio y defiendan los intereses comunes por encima de los particulares, aquellos que sitúan a las personas por encima de las cosas, aquellos que valoren al ser humano por su esencia, no por sus posesiones.

Pero para lograr esa sintonía es preciso tomar una actitud activa. Primero despojándonos de los ropajes (creencias) que hemos ido acumulando a lo largo de nuestra vida y que nunca habíamos parado a revisar, quedándonos sólo con aquello que realmente sintonice con nuestra convicción íntima. Después, habremos de abrir nuestra mente a la posibilidad de cambio y de que es posible que éste se produzca a través de caminos no hollados. Ser conscientes de que los recursos del planeta que nos alberga son limitados y somos responsables de cuidarlos. Intentar crear belleza y armonía en nuestro entorno, donde las posibilidades de incidencia son reales y comprobables. Abrirnos a la energía universal, fuente inagotable, que está a nuestro alcance. Conocernos a nosotros mismos mediante la introspección y las referencias de los que nos rodean. Usar las potencialidades inexploradas (intuición, sueños, percepciones, capacidades consideradas como paranormales, etc.) Ser conscientes de que el cambio no puede limitarse sólo a un individuo, sino a la suma de todos ellos (hasta alcanzar la masa crítica)

Con todas esas premisas estaríamos en disposición de alcanzar una tasa vibratoria suficiente como para saltar al siguiente nivel evolutivo. Todo cambio supone una oportunidad y nos encontramos, precisamente, ante las puertas de un gran cambio.
No olvidemos que el ser humano es perfecto en potencia, pero limitado. Se trataría, pues, de ampliar los límites, sintiéndonos parte activa del proceso de la creación. Y si de verdad creemos que somos Dios, seremos capaces de crear nuestro propio universo.

* * * * * *

PODER DE LAS PALABRAS Y SONIDOS

Cuando hayas comprendido el verdadero poder de las palabras y los sonidos, aunque no hayas podido cambiar por completo tus hábitos, te preocuparás cada vez que se te escape algo negativo. En ese caso, no se te ocurra decir: "Debería morderme la lengua por haber dicho eso", o descubrirás que las consecuencias son dolorosas. Bastará con que pronuncies en voz alta la palabra
"Cancelar"
La palabra cancelar tiene el poder de borrar cada una de las palabras negativas que hayas pronunciado, si la pronuncias después de imaginar que las eliminas con un rayo láser. Quizás al principio te sientas un poco extraño, pero al fin comprobarás que vale la pena. Y tus amigos no se burlarán de ti. Pensarán que te estás mostrando misterioso, que sabes algo por ellos ignorado... y así es, por supuesto.

Este es un modo efectivo de evitar cualquier daño que pudiera resultar de las palabras negativas que hayas enviado al éter.. y supongo que a esta altura comprendes el gran daño que esto puede causar, debido a las invisibles pero poderosas frecuencias de sonido. Existen muchas palabras y frases negativas; naturalmente, sería imposible hacer una lista completa. Tú sabes a cuáles me refiero: a frases del tipo de "¿Por qué no te mueres?", "Esto me enferma","Esa persona da asco", "Matemos dos pájaros de un solo tiro", "Te voy a matar si…", etc., etc.

He aquí dos ejercicios que puedes aprender a ejecutar sin dificultad y que quizás ejerzan un fortísimo efecto en tu comprensión de los poderes que posees cuanto te sintonizas con el Yo Superior. Yo misma me maravillo cada vez que los practico.
El primero es un truco mágico para recordar algo que hayas olvidado, cosa que a todos nos pasa. Puede ser un número de teléfono, el nombre de alguien, una fecha, una dirección… o una palabra, una frase que conoces muy bien y que no te viene a la memoria.

El segundo sirve para hallar algo que has perdido dentro de la casa (También sirve para objetos perdidos a cierta distancia, pero es más complicado). Me refiero a esas cosas que guardas en el sitio equivocado o que has puesto donde no se perdieran.. pero ya no recuerdas dónde. También hay oportunidades en que algún papel, que estaba hace un momento ante tus ojos, parece haberse esfumado, como si le hubieran crecido patitas.

Antes de revelarte los dos mantras mágicos, debo estar completamente segura de que has comprendido la regla: no debes sintonizar tu Yo Superior si no crees con toda firmeza, sin sombra de duda, que puedes hacerlo. Con esa condición, no fallará nunca. ¿Comprendes por qué? También debes saber que cuando un "mantra mágico" funciona por primera vez, ya está: no fallará jamás. ¿Comprendes por qué? Porque una vez que has comprobado lo real de su poder, hasta la más pequeña duda desaparecerá de tu mente consciente.
Es muy simple. De las dos frases siguientes, pronuncia en voz alta la que corresponde al caso. Luego aparta por completo el problema de tu mente y dedícate a hacer otra cosa, cualquiera sea.

En el curso de dos o tres minutos, cuanto más (habitualmente a los 30 segundos), se manifestará la magia. Lo que habías olvidado te vendrá a la mente como el destello de una bombilla al encenderse. O el objeto perdido vendrá a ti como atraído por un imán. Después de haber dicho tu Mantra y descartado el asunto, darás unos pasos hacia cualquier lado y ¡BAM!... allí lo tienes, con frecuencia en un sitio en donde ya lo habías buscado sin verlo. A veces caerá por el aire, llevado por la brisa de una ventana abierta, o caerá al suelo, rozado inadvertidamente por ti. Es entonces cuando parece cosa de brujos.

1) Divino Espíritu de mi YO Superior, inmediatamente, ahora, siembra mi mente y mi cerebro con lo que he olvidado. Lo DISPONGO así. ¡Gracias!

2) Divino Espíritu de mi YO Superior, inmediatamente, ahora, condúceme en línea recta hacia lo que he perdido. Lo dispongo así. ¡Gracias! (en este caso imagina también el objeto perdido al pronunciar el mantra)
He renunciado a tratar de expresar por completo la maravilla, el entusiasmo y la gratitud que se sienten cuando estos dos pequeños trucos mágicos se convierten en parte de la vida diaria.

Una vez dominados estos dos primeros pasos hacia la comunicación con tu propio Espíritu, puedes avanzar más, creando tus propios mantras para cualquier milagro, grande o pequeño, que necesites para ser feliz, siempre que no cause desdicha a otros. "Cuando desees algo, reza como si ya lo hubieras recibido y lo tendrás". Ese tipo de oraciones es el que tiene poder: se llama Disponer. "Pide y te será dado". "Llama y se te abrirá". Estos tres consejos del Nazareno se refieren explícitamente a lo que puedes esperar cuando sintonizas tu YO Superior con absoluta confianza. Los milagros importantes tardan un poco más, pero se manifestarán con igual certeza. No es el tiempo lo que importa, sino la certeza del resultado final.

* * * * * *

RECARGA ENERGÉTICA CON PULGARES

Objetivo:
Podes captar en 20 minutos más energía que en un día de descanso.
Mantener el cuerpo en perfecto estado de relajación permite naturalmente: captar, conducir y almacenar energía vital.
Incrementar la visualización en la relajación, dibujando mentalmente trayectos específicos dentro de nuestro cuerpo, permitiendo encaminar a las energías (que sólo pueden comprender este lenguaje visual).

Metodología Cronológica

Paso 1: Provocar una relajación total conservando las manos cerradas sin crispación, con los pulgares dirigidos hacia arriba.
Paso 2: Visualizar una pequeña nube de energía limpia y atractiva, por encima de la mano derecha.
Paso 3: Imaginar que la mano se encuentra vacía, como el brazo de una estatua hueca.
Paso 4: Como si tuviéramos una bomba inspiradora en el brazo; hacer entrar la energía visualizada por la mano derecha.
Paso 5: Hacer ascender a la energía por la muñeca y el antebrazo.
Paso 6: Continuar por el brazo.
Paso 7: Llegado al hombro derecho, puede ocurrir que la energía tenga dificultad de ir hacia delante, en este caso: insistir más tiempo, imaginando como si una corriente de aire aspirara fuertemente la energía bloqueada en dirección de la caja toráxico.
Paso 8: Hacer descender la energía hacia el pulmón derecho, como si fuese una cascada.
Paso 8 Bis: La energía se dirige hacia el corazón. Este se vuelve muy luminoso y se calienta. En el corazón la energía se almacena durante un largo tiempo. Esta energía se difunde a todo el cuerpo a través del flujo de la circulación sanguínea.
Paso 9: La energía debe bajar hacia el vientre.
Paso 10: El bajo vientre
Paso 11: Debe ir hasta el muslo derecho sin seguir hasta la rodilla.
Paso 12: Desde el hombro, la energía toma la forma de un collar alrededor del cuello.
Paso 13: La energía sube por el interior del cráneo en donde se almacena en grandes cantidades.
Paso 14: Mantener unos minutos la visualización del Circuito completo (leer comentario 1)
Hacer de nuevo la totalidad del mismo trayecto por el lado izquierdo del cuerpo, con la diferencia que sigue: después del paso 8, incrementar el paso 8 Bis.
Paso 15: Mantener el cuerpo perfectamente relajado. Si ocurre una crispación accidental de un miembro, recomenzar rápidamente la visualización del canal que pasa por él. Cada crispación parece romper el canal establecido por la visualización.
Continuar el tiempo que nos parezca suficiente. Si nada se crispa en nuestro cuerpo, estos dos canales continuarán aspirando la energía durante un largo tiempo.

Comentarios:
(1) La presencia física de las energías se puede manifestar en formas muy distintas:
Ø picazones sobre la piel, sensación de frío, de calor, se erizan los vellos, sensación de presión sobre uno de los chakras, presión sobre los temporales, etc.
Si no percibimos físicamente esta energía por falta de sensibilidad o acostumbramiento, esto no impide que el mecanismo funcione.

* * * * *

MEDITACIÓN 21 - A

Duración: 2 Semanas. Leer por día por lo menos una vez cada afirmación
1) Tanto cae el agua en la dura piedra que acaba pro horadarla. Aprende esta lección de la naturaleza y tata de persistir en aquello que emprendes.
Poco importa la distancia que te separa de la meta, y menos aún la evaluación de los posibles obstáculos.
Jamás olvides que hay una Sabiduría Infinita y un Poder Infinito que intervienen en la realización de tu proyecto.

A ti te corresponde insistir. Si continúas, llegará. Con seguridad
2) Dicen que el cerdo come y después vuelca el cuenco en el que comió.
Cuando alguien depreda y destruyes las múltiples formas de la naturaleza que lo alimentan y le dan la vida, se comporta como ese animal irracional.
Ama la naturaleza, pues, después de todo, ella es tu vida. Respeta la ecología, el ritmo del ecosistema, la vida que se entrelaza de acuerdo con un sabio ordenamiento.
Tú eres el rey de la creación para preservarla y obtener de ella su recompensa.
3) El horóscopo de hoy: desde el amanecer, una estrella te guiará en los negocios y en las relaciones. Será un día de espléndidos logros. Tu inteligencia y tu optimismo te proporcionarán contactos fructíferos. Se abrirán ante tuyo caminos de progreso y el amor alcanzará su punto más alto.
Tu irradiación positiva fortalecerá tu salud. Tu astral estará mejor que nunca. La cosas vendrán gratuitamente.
Bueno, ahora olvida la palabra horóscopo. Sabe solamente que así como tú piensas, así es.
4) El odio es como un vendaval: arrasa todo lo que hay de bueno dentro tuyo.
Aquel que conoce los males que acarrea el odio, no querrá siquiera escuchar esta palabra.
En cambio, amar es ser feliz. Cuando descubras la destrucción que el odio produce en tu vida, amar será un acto tan benéfico como simple y espontáneo.
Ama y serás feliz. Al ser feliz, irradias felicidad sobre la faz de la tierra. Como dice la Biblia, elige a quien vas a servir hoy. Al amor, sin ninguna duda.
5) Tu mente es el centro de tu universo. Ella comanda los pensamientos, el acto creador, la acción y el movimiento del cuerpo, las actitudes frente a la vida, las decisiones de cada día, el éxito y el fracaso, la cosecha y la esterilidad, el mundo material, la comunión con todos los seres y con Dios.
Ahí está el principio de tu realidad. Dale a tu mente el valor y la atención que merece.
6) Tu enfermedad no se abate sobre vos a causa de la fatalidad. No es más que el efecto del estado mental negativo. La mente sufriente y negativa actúa sobre el cuerpo como una fuerza disgregadora, desintegrando, desarmonizando y deteriorando alguna función vital.
Como la mente y el cuerpo forman una unidad perfecta, éste siempre reacciona de acuerdo con los modelos mentales. Mente positiva, cuerpo sano. Mente negativa, cuerpo enfermo. Cura tu enfermedad a partir de tu mente. Ahí reside la sabiduría.
7) Cuando tú haces los mayores esfuerzos para mantener tu vigor y tu belleza, estás tratando de realizar el seductor sueño de la eterna juventud. No te olvides, sin embargo, de que la juventud es un estado mental.
Ser joven y verse joven es la forma exterior de la sustancia mental. La juventud es la expresión visible de la realidad invisible existente en el interior del ser humano.
La mente joven, llena de alegría, de ideales, de entusiasmo, de amor, de bondad, y de fe indestructible hará que el cuerpo participe en esta misma energía.

He ahí el elixir de la eterna juventud.

domingo, 6 de diciembre de 2009

http://alexiis-metafisica.blogspot.com.ar