lunes, 21 de abril de 2014

MEDITACIÓN DE LAS SIETE ROSAS.




Amados!!!!!!

La siguiente meditación que les comparto, la escribí hace aproximadamente un año, hoy la actualizo y la edito nuevamente, pues entiendo que forma parte de mi labor por la Paz Interior y la Auto Sanación.

Pueden aplicarla completa o en aquellos chakras que consideren que necesitan sanar.
Feliz Meditación!!!!!!!!!!

MEDITACIÓN DE LAS SIETE ROSAS.

Nos relajamos, realizando pausadas y liberadoras respiraciones… Todas las que necesitemos para estar totalmente relajados. 
Inspiramos alegría, luz, paz, compasión, esperanza, misericordia.
Exhalamos angustia, tristezas, miedos, apegos, dejamos fluir todo lo negativo que sentimos que aparece con cada exhalación.
En calma y armonía…
Lentamente comenzamos a subir una escalera que nos conduce a un jardín, muy bello por sus colores brillantes, por sus aromas, por la paz que nos invita a sentarnos cómodamente bajo un árbol, con nuestra espalda apoyada en el tronco del mismo, así comenzamos a convocar a las rosas....

 Llega la Primer rosa...


ROSA COLOR ROJA.

La trae una suave brisa de rosas y jazmines, dejándola en nuestras manos, la observamos lo bella que es… roja, brillante.
Comienza a conducirnos al centro mismo de la Madre Tierra, a la fuerza vital, la energía elemental, a su amor en la entrega.
Un fuego serpentino comienza a ascender por nuestros pies, recorriendo las piernas, tronco, brazos, hasta salir por nuestra coronilla, es la energía primigenia de GAIA.
En la parte superior de nuestra cabeza, en forma de estrellas diamantinas se unen con la energía Universal.
En su recorrido ascendente barre con todos los bloqueos emocionales, relacionados con el desamparo, la escasez y la inseguridad material que nos impiden arraigarnos a la VIDA, a la Existencia física, a sentirnos Creadores con la Madre Tierra de nuestra realidad material  en la abundancia y la prosperidad.
Libres de las emociones del miedo a la escasez, de la culpa por sentir que en la abundancia material te aleja del mundo espiritual.
La Rosa Roja nos regala un decreto para mantenernos en equilibrio entre el mundo espiritual  y material:

LA ABUNDANCIA Y LA PROSPERIDAD FLUYEN EN MI VIDA COMO UNA CORRIENTE DE ENERGÍA ILIMITADA PARA MI PROPIO BIEN Y PARA COMPARTIRLO CON TODOS, EN EL CUMPLIMIENTO DEL PLAN DIVINO DE LA LUZ.

Regresamos a sentarnos debajo de nuestro árbol…

Llega la Segunda Rosa…



ROSA COLOR NARANJA


Una corriente aire suave con aroma a sándalo y vainilla nos trae a nuestras manos una rosa color naranja brillante, ella no conduce por el río de las energías originales creativas, sexuales.
Una corriente de agua fluye por nuestro interior manifestándose en fertilidad, fecundación de nuestra energía vital, comprendemos que formamos parte de la naturaleza creadora y nos sentimos  creadores de nuestra vida, dadores de vida plena, sana y fértil.
También sentimos que el agua fluye en nuestro cuerpo arrastrando todo bloqueo emocional que nos impide disfrutar de nuestra sexualidad en su forma pura, original, liberadora y creativa.
Fluyen hacia el océano ilimitado todas nuestras emociones de ira, agresividad, adicción, violencia, desamparo, represión.
La rosa Naranja nos regala un decreto para armonizar nuestras relaciones interpersonales y en especial con el sexo opuesto:

MIS EMOCIONES FLUYEN NATURALMENTE CON LA CORRIENTE DE LA VIDA, HACIA TODOS Y ESPECIALMENTE CON EL SEXO OPUESTO EN ARMONÍA, EQUILIBRIO Y CREATIVIDAD, FRUCTIFICANDO MI PROPIA VIDA, ASÍ COMO LA VIDA DE LOS DEMÁS.

Regresamos a sentarnos en nuestro árbol…



Llega la Tercer Rosa... 



ROSA COLOR AMARILLO



De color amarillo dorado, la suave y delicada rosa  es conducida por una brisa de aromas a lavanda y romero,.
El elemental de fuego, Salamandra, nos indica mirar el fuego vital que circula en nuestra vida, donde se centra el fluir de nuestras emociones internas, que parten hacia el exterior, manifestándose  en las relaciones interpersonales con el poder, la luz, el calor, la energía y la actividad material.
Comprendemos que es un camino de purificación, para ascender a dimensiones Superiores.
El Elemental Fuego comienza a trabajar desintegrando a través del fuego aquellas emociones que  nos bloquean y separan de nosotros mismo y de los demás, como la antipatía,  la ambición, la intranquilidad, los deseos  insatisfechos, nuestra visión oscura de la vida.
Comienzan a quemarse todas las emociones que nos impiden llegar a establecer una relación interpersonal basadas en el amor, la comprensión y la compasión.
Finalmente la rosa naranja nos regala un decreto para nuestras buenas relaciones interpersonales:

Establezco conexiones afectivas en paz y armonía hacia mi misma y hacia los demás en consonancia con las leyes universales de Amor y Compasión Incondicional.

Continuamos sentados  bajo el árbol…

Llega la Cuarta Rosa... 



ROSA COLOR VERDE


Llega la Cuarta rosa, es de color verde, la trae una brisa con aroma a menta, rosa y almizcle, la deposita en nuestras manos.
La Rosa comienza a dialogar con nuestro corazón…
Nos habla de la unión  por el amor mismo, del amor incondicional como forma purificada y completamente abierta del Amor Divino, que nos conduce al Amor a nosotros mismos como primer peldaño para alcanzar sentir el amor a todo y todos, en la Unidad del Padre Creador.
La rosa comienza a navegar por nuestro corazón, tocando uno a uno los sitios donde generamos antagonismos, separación por celos, tristeza, ira, desesperación, prejuicios, indiferencia, culpa.
Envuelve en una nube de color verde y rosa, símbolo de la sanación a través del Amor Incondicional, todas aquellas emociones ancladas en el corazón que nos impide AMAR libremente en todas las direcciones, comenzando por nosotros mismos.
Finalmente la rosa antes de partir nos deja un decreto:

SOY UNA CON LA CREACIÓN DIVINA, EN EL AMOR INCONDICIONAL.
YO SOY AMOR PURO.
ME INTEGRO AL MUNDO A TRAVÉS DE LA SABIDURÍA DE MI CORAZÓN,
 FUENTE VIVA DE LUZ, AMOR, PAZ, EQUILIBRIO, COMPASIÓN Y MISERICORDIA.

Llega la Quinta Rosa…





ROSA COLOR AZUL CLARO.


Una suave brisa de mirra  y eucalipto nos deja en nuestras manos una bella Rosa azul claro, nos acaricia las manos y comienza a conducirnos por las corrientes del éter que abren las puertas del pensamiento conectado con el corazón.
Así sentimos las energías de la comunicación fluida rica en manifestaciones de amor, risas e intuiciones que nacen desde nuestro interior y se expresan en el exterior en creaciones de palabras escritas o habladas, en cantos,  en silencios o conversaciones amorosas.
También surge desde nuestra conexión con los Planos Superiores, la telepatía,  puente de comunicación en el espacio y el tiempo, sin el uso de los sentidos.
La rosa azul claro conducida por las corrientes del éter, comienza su trabajo sanador. Irradiando luz azul-verde y rosa en todas aquellas emociones vinculadas con la palabra escrita o hablada inarmónicas como los gritos, los insultos,  la grosería, la mentira, el juicio, la minusvalía, la hostilidad, el orgullo y el temor a no ser valioso.
Lentamente desaparecen los bloqueos que nos impiden el fluir de las energías del corazón con el pensamiento en armonía.
Antes de retirarse la Rosa Azul Claro nos deja un decreto.

Mi comunicación es fluida, armónica y pacífica.
Logro conectarme con las energías de los Planos Superiores en unión con mi corazón, para establecer puentes de comunicación creativos y beneficiosos para mi propio bien y mi entorno.

Llega la Sexta Rosa...



ROSA COLOR AÑIL.


Llega a nuestras manos una Rosa color añil,  la trae una corriente de energía vibrante con aromas de menta y  jazmín.
Emerge de las profundidades de nuestro Ser Interior, una  Fuerza psíquica Superior que nos conecta con las  grandes visiones creativas y los conocimientos integrales, junto a la percepción extrasensorial.
Lentamente la Rosa Añil comienza a desplegar sus pétalos en el centro de nuestra frente, luz blanca dorada con destellos de los siete rayos se abren paso logrando abrir un canal de conexión con la intuición Superior, el pensamiento holístico y las verdades interiores, a partir de este instante podemos crear nuevas realidades en el plano psíquico, disolver las viejas estructuras mentales, los bloqueos emocionales y llevar a cabo en el Plano material cualquier proyecto en conexión con el corazón.
Se disuelve la prepotencia intelectual basada en la racionalidad pura, el intento del domino del otro a través del pensamiento,  la indiferencia en los temas espirituales y el creciente deseo de la satisfacción de las necesidades corporales y emocionales no reflexivas.
Finalmente la Rosa Añil antes de retirarse nos entrega un Decreto para nuestra sanación:

Me abro a la visión holística de la vida, creando mi propia  realidad, a través de la intuición, la clarividencia, conectadas a mi corazón abierto al Amor Incondicional.

Llega la Séptima rosa...



ROSA COLOR VIOLETA


Se acerca hasta nosotros Shiva , Dios de los Misterios Sobrenaturales, de la consciencia espiritual.
Nos entrega una Rosa color Violeta, con bellos destellos blancos dorados.
Aromas de olíbano y loto nos envuelven transportándonos A NUESTROS ORÍGENES DIVINOS, ese punto  de donde partimos como chispas Divinas en un largo viaje de peregrinaje y evolución, de encarnaciones y aprendizajes continuos…
De esta forma navegamos en la integración del TODO, de DIOS, comprendemos que somos uno en la FUENTE DIVINA,  allí se disuelve la separación, no existe  la dualidad ya no somos el observador y el observado, Somos UNO.
Sentimos las distintas manifestaciones de la Creación, desde una flor hasta nuestro mismo cuerpo, logrando la comprensión que formamos parte de la consciencia Divina, en unificación perfecta.
Nuevamente  Shiva  se acerca a nosotros, pero esta vez sostiene un cristal de cuarzo transparente que nos estrega como  medio para disolver nuestros  bloqueos que aún surgen en nuestro  camino ascensional.
Tomamos el cristal en nuestras manos, rayos de luz blanca salen en perfecta formación cortando toda idea de separación, toda angustia originada por los pensamientos falsos de minusvalía, de ilusión que fueron implantados en nuestro ADN y nos impiden sentirnos Hijos Dignos de la Fuente Divina,  sentirnos Chispas de Luz encarnadas.

Finalmente la Rosa Violeta con sus pétalos totalmente expandidos no regala un decreto:

Soy digna hija/o del Creador, pura Luz Divina encarnada, Soy una Chispa de Dios en evolución, conectada con mi Padre Creador y mi Madre GAIA.
Soy una en la Fuente Divina.

Sanos, libres de ataduras, felices de Ser y Estar en este tiempo compartido de Ascensión, recorremos la escalera de regreso hasta llegar a nuestro lugar de conexión en 3D, pero nos sentimos Multidimensionales!!!!!!!
Sentimos una paz que abarca todo nuestro Ser.
Nos transformamos en Faros de Luz Amorosa.




FELIZ MEDITACIÓN DE LAS SIETE ROSAS.

Con Amor, Ashamel Lemagsa.



1 comentario:

  1. UNA ROA
    PINTADA DE AZUL
    ES UN MOTIVO
    UNA SIMPLE ESTRELLITA DE MAR
    ES UN MOTIVO

    ResponderEliminar